El déficit del Estado subió un 27% en el primer semestre, hasta los 10.514 millones

El déficit del Estado hasta junio subió a los 10.514 millones de euros, lo que supone un 27,1% más que en el mismo periodo del año anterior y equivale al 0,84% del PIB, según datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda.

Se trata de una subida de 16 centésimas porcentuales respecto a cómo se situó hasta junio de 2018, cuando el déficit del Estado supuso el 0,68% del PIB y 8.269 millones de euros.

Esta evolución del déficit público se explica por un incremento de los gastos del 3,8%, hasta los 105.258 millones, frente a la mejora de los ingresos en un 1,8%, situándose en 94.744 millones.

Desde Hacienda recuerdan que, al igual que en los meses anteriores, la comparativa del dato de déficit no es homogénea. Se debe tener en cuenta que la subida de la remuneración de asalariados y de las pensiones de este ejercicio no tienen su equivalencia en los primeros meses de 2018. El año pasado, los incrementos de ambas partidas se contabilizaron tras la aprobación de los Presupuestos en julio, por lo que, en los próximos meses, esta tendencia se irá “suavizando”.

INGRESOS

Los ingresos impositivos, que representaban el 86,7% del total, ascendieron a 82.143 millones, lo que supone un aumento del 1,2% interanual. Por figuras tributarias destaca el aumento del IVA un 3,1%, hasta los 41.960 millones. También el incremento un 5% del IRPF, hasta los 19.244 millones.

Por su parte, los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades disminuyeron un 9,6%, hasta los 7.558 millones. Esta evolución negativa del impuesto se debe a una devolución de actas a una única sociedad (700 millones) y por la presentación de una declaración de 2016 fuera de plazo, en 2018 (300 millones).

Además, las rentas de la propiedad aumentaron un 3,3% por los mayores dividendos recibidos de Enaire. Las transferencias corrientes y de capital entre administraciones públicas aumentaron un 9,1% hasta junio respecto a las del mismo periodo de 2018, debido, principalmente, a una transferencia recibida en 2019 de la Jefatura de Tráfico por 233 millones, así como a los mayores ingresos por el sistema de financiación de las comunidades autónomas.

GASTOS

En el caso de los gastos, hasta junio subieron un 3,8%. En esta evolución destaca la mayor aportación a la UE, que aumentó en un 15,1%, y el incremento del 4% de las transferencias corrientes y de capital entre administraciones públicas, que representaron el 55,1% del gasto del Estado.

Las mayores entregas a cuenta del sistema de financiación efectuadas a las comunidades autónomas, sin incluir anticipos, aumentaron un 5,6%. También aumentaron en un 4,6% las entregas a cuenta a las corporaciones locales. A los organismos de la Administración Central se transfirieron un 8,4% más que en 2018, mientras que las transferencias a los fondos de la Seguridad Social disminuyeron un 1,8%.

En cuanto al resto de gastos, destaca el incremento de los consumos intermedios en un 11,7%, fundamentalmente a causa de los gastos electorales del año. También influyen las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie que crecieron un 13,3% y el aumento de la remuneración de asalariados, que se elevó un 7,3% por la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil con los cuerpos autonómicos. Asimismo, también impacta el incremento retributivo del 2,25% acordado para 2019 sobre el 1% vigente durante el primer semestre de 2018.

Entre los gastos que descendieron destacan los intereses, que bajaron un 1,7%, y la formación bruta de capital fijo, que lo hizo un 13%.

DÉFICIT DE LAS ADMINISTRACIONES

El déficit conjunto de las administraciones públicas (Administración Central, comunidades autónomas y fondos de la Seguridad Social) hasta mayo se situó en 16.957 millones excluida la ayuda financiera, un 7,5% más. En términos de PIB, esta cifra equivale al 1,35%. Incluida la ayuda financiera, el déficit bajó hasta los 16.817 millones.

En el caso de la Administración Central, su déficit subió un 11,4%, hasta los 16.336 millones, equivalente al 1,3% del PIB.

Por su parte, las comunidades autónomas se anotaron un saldo negativo de 4.321 millones, un 20,8% más, que supuso el 0,34% del PIB.

Los fondos de la Seguridad Social obtuvieron hasta mayo un superávit de 3.700 millones, equivalente al 0,29% del PIB, un 50% más, tras registrar un incremento de sus recursos del 8,9% y de los gastos en un 7,3%. Dentro de la partida de la Seguridad Social, el Sistema registró un superávit de 1.983 millones, el Servicio Público de Empleo Estatal presentó un saldo positivo de 1.664 millones y el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) sumó 53 millones.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies