Destacado Noticias

El derrumbe del puente en Génova obliga al desvío de 9.000 transportistas españoles

El derrumbe del puente Morandi, en la autopista A-10 en la localidad italiana de Génova, está obligando al desvío de los 9.000 transportistas españoles que transportan mercancía a Italia, según informó este martes la patronal Fenadismer.

 

En un comunicado, la asociación de transportista explicó que el “desafortunado derrumbe”, que ha costado la vida a 43 personas, “están ocasionando importantes dificultades de tránsito para los miles de vehículos que procedentes de la frontera francesa utilizaban dicha vía para acceder al resto del territorio italiano”.

El puente formaba parte del trazado de la autopista A-10 a su paso por Génova, por el que transitaban más de 75.000 vehículos diariamente y que permitía la conexión con otras redes esenciales de carreteras para conectar con el Norte de Italia, las regiones italianas del Adriático y sur de Italia, así como diversos países europeos como Francia, Austria, Suiza o Alemania.

Fenadismer señala que donde más está afectando el derrumbe del puente es respecto de los tránsitos de larga distancia procedentes de la frontera francesa (paso internacional de Ventimiglia), que es la vía utilizada principalmente por los más de 9.000 transportistas españoles que realizan transporte de mercancías hacia Italia, y que el cierre parcial de la autopista A-10 “obliga a hacer un importante rodeo”.

Así, agrega, la recomendación establecida es transitar por la propia A-10 afectada, desviándose antes de llegar a Génova tomando la conexión con la A-26 en dirección a Novi Ligure, para posteriormente descender por la A-7 hasta conectar con la A-12 si el destino de la mercancía es el centro o sur de Italia, lo que supone hacer un recorrido adicional superior a los 100 kilómetros.

Para aquellos camiones que han de acceder al corredor del Adriático, el itinerario alternativo recomendado sería transitar por la A-10, desviándose antes de Génova por la A-26, A-21, A-14 y finalmente por la A-1 hacia la costa adriática.

Para los accesos hacia Milán y el resto de países europeos, como Suiza, Eslovenia o Croacia, desde la A-10 se recomienda enlazar directamente con la A-21 dirección Milán y desde allí, en su caso, la A-4 para acceder a la región de Turín.