Sectores

El dinero de la Hepatitis C no sumará a la deuda de las Comunidades Autónomas

Aquellas regiones que se adhirieron al Fondo de Financiación de las Comunidades Autónomas para hacer frente al elevado importe económico que les suponía la financiación de los nuevos antivirales de la Hepatitis C crónica no tendrán que incluir dicho coste en sus cuentas de deuda. Lo ha autorizado esta mañana el Consejo de Ministros, por lo que las Comunidades Autónomas podrán excluir esta partida a fin de cumplir con los objetivos de deuda pública para el ejercicio 2015.

Los nuevos antivirales han supuesto un importante avance en el tratamiento de esta enfermedad, por lo que el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó, en marzo de este año, la elaboración de un Plan Estratégico para utilizar estos medicamentos.

El problema no era llevarlo a cabo, sino el importante reto económico al que se enfrentarían las Comunidades Autónomas. Un desafío motivado por el elevado precio del medicamento y el amplio colectivo que sufre la enfermedad, el cual supera los 95.000 pacientes diagnosticados. Llegar a todos y cada uno de ellos fue la tarea primordial y, para conseguirlo, se alcanzaron una serie de pactos como un techo máximo de gasto, un gasto máximo por paciente y un acuerdo precio-volumen.

Repartir el gasto no era suficiente y fue en ese momento cuando el ministerio de Hacienda ofreció a las Comunidades Autónomas, a través del Fondo de Liquidez Autonómica y Facilidad Financiera, financiar el fármaco. Para ello, la Comisión Delegada asignó 1.000 millones de euros con el objetivo de que las regiones dispusiesen de la financiación necesaria para pagar los nuevos antivirales, una cantidad incluida en los 7.890 millones que el Gobierno acordó repartir en noviembre de este año para pagar las facturas de los servicios públicos.

Yasmina Pena