Empresas Noticias

El emprendimiento, motor de la economía en Murcia

En los últimos años el emprendimiento ha tomado fuerza hasta convertirse en un importante motor de la economía. Sin embargo, los nuevos emprendedores pueden encontrarse con grandes barreras y dificultades. Afortunadamente desde distintos espacios se vienen desarrollando programas de ayudas y subvenciones que van desde la formación hasta la financiación.

 

Así, el 40% de los emprendedores en Murcia manifiesta confiar en la formación y herramientas a su alcance. En este sentido, la preparación de los emprendedores en temas como finanzas, manejo de equipos, tecnología y comunicación es fundamental.

 

Estos planes formativos apuntan a capacitar a los jóvenes como futuros emprendedores de la región. De esta manera, podremos contar con nuevas organizaciones que generen bienes y servicios para la sociedad.

 

Por ello, es momento de condensar y encauzar la creatividad y visión del talento joven. Otorgándoles las herramientas precisas para que asuman roles de liderazgo y emprendimiento en corto y medio plazo.

 

Emprendiendo en Murcia

 

Desde hace un par de años, Murcia ha visto crecer la tasa de emprendedores hasta superar el promedio nacional. En su mayoría de jóvenes con vocación por el trabajo por cuenta propia, apuestan por su propia empresa, eligiendo Murcia como escenario para su proyecto.

 

Así, Murcia se ha convertido en una comunidad con un gran número de pequeñas empresas, siendo parte de un buen lugar para poner en marcha nuestro proyecto. Además, el Observatorio Económico de la Pyme ha determinado mayores proyecciones de crecimiento para los pequeños y medianos negocios de la región. Esto en comparación con otras localidades españolas.

 

El mismo ente ha puesto de manifiesto la relación entre formación y éxito de las pymes murcianas. Pues, el mismo estudio revela que los emprendedores de esta región da gran importancia a su formación. No se trata sólo la preparación inicial, los emprendedores en Murcia se ocupan de formarse incluso después de constituida la empresa.

 

Las áreas de mayor expansión han sido las relacionadas con la compra y venta, pero también las empresas manufactureras y las tecnológicas también encuentran en Murcia, un lugar económicamente accesible y la receptividad de la comunidad.

 

Uno de los factores que más ha incidido en el emprendimiento murciano es el apoyo de sectores importantes para la comunidad. Este es un elemento clave en la formación de emprendedores y el desarrollo de sus proyectos.

 

La recuperación de sectores como la construcción, el sector servicios y el comercio han contribuido en el fortalecimiento de la economía murciana. De esta manera, se han llegado a generar un gran número de puestos de empleo y captación de nuevos inversionistas, siendo algunos de los beneficios que el creciente emprendimiento ha traído a Murcia.

 

Ayuda y asistencia al emprendedor

 

Muchas veces se cree que es la captación de capital el aspecto más crítico para cualquier emprendedor. Sin embargo, es la falta de objetivos y el desconocimiento de los pasos a seguir la mayor barrera para los emprendedores españoles.

 

En este sentido programas de emprendimiento como Murcia Empresa, pueden ser vitales para la propagación de negocios exitosos. La experiencia ha demostrado la importancia de la orientación y asesoramiento en el desarrollo de emprendedores y emprendimientos.

 

La intención de este tipo de ayudas es preparar emprendedores capaces de llevar a cabo su negocio. Esto requiere sortear grandes obstáculos por lo que las herramientas otorgadas también deben serlo.

 

Así, los programas de orientación de emprendedores suelen incluir servicios gratuitos como diseño web y creación de la imagen corporativa. Es preciso recalcar la influencia de los medios online en los tiempos que corren. Sin importar el sector económico, el marketing online se ha convertido en una herramienta de mucho peso y bajo coste.

 

Por otra parte, el acompañamiento por parte de mentores en áreas claves pueden marcar una diferencia considerable. Desde estrategias para captar inversionistas, la planificación de los primeros meses de actividad y por supuesto las estrategias de marketing.

 

Cultura de emprendimiento

 

Sin lugar a dudas, los proyectos de emprendimiento son un motor cada vez más importante en la economía de los países. Así, empresas pequeñas y medianas contribuyen cada año al PIB. Esto sucede en España y todos los países con un número mayor de pymes.

 

Pese a esto, desde la educación pareciera formarse individuos destinados a crear parte de los engranajes de las compañías existentes. Pocos enfoques educativos fomentan el espíritu emprendedor. Lo que es más en casa tampoco se estimula la innovación o el liderazgo fuera del concepto del empleo.

 

Pese a ello, conforme pasan los años, el gen del emprendimiento se ha activado en muchos españoles. Esto ha impulsado el emprendimiento como cultura principalmente entre los que quieren incorporarse al mundo laboral.

 

En este sentido, el primer aspecto clave, radica en la interacción entre los emprendedores y el resto de la sociedad. Conocer casos de éxitos por parte de personas de nuestra localidad suele ser fuente de inspiración. Además, esto nos muestra que es posible, a la vez que rompe paradigmas equivocados sobre los emprendedores.  

 

Así mismo, el desarrollo de organizaciones socialmente comprometidas hace más evidente el impacto de estas en la comunidad. Reforzando el criterio de que el crecimiento de las empresas representa retribuciones importantes para todos.

 

Sin embargo, los aspectos fundamentales de la cultura al emprendimiento provienen del interior de los individuos. Características, que siendo intangibles inherentes a quienes han decidido emprender, pueden desarrollarse en la colectividad.

 

Queda claro que las personas emprendedoras tienen algunas peculiaridades fácilmente diferenciables. Antes que nada, los emprendedores son personas con visión, capaces de ver oportunidades y tomar riesgos. Además, son personas tolerantes al fracaso, altamente creativas e innovadoras capaces de automotivarse.