Destacado Economía Nacional

El Estado recaudaría 414 millones con el nuevo tramo de IRPF a partir de 140.000 euros, según Gestha

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calcula que el nuevo tramo de IRPF por encima de los 140.000 euros anuales que podría aplicar el Gobierno recaudaría unos 414 millones de euros.

Según los cálculos facilitados por Gestha a Servimedia, esa sería la recaudación que la Administración Central reuniría al aplicar un hipotético tipo del 25,1%, 2,6 puntos porcentuales más sobre el actual tipo marginal del tramo de 60.000 euros, al que se aplica un 22,5%.

Este nuevo tramo afectaría a 101.934 personas con ingresos de más de 140.000 euros, el 0,56% de los contribuyentes, según las estadísticas del IRPF del año 2016. Tras la reunión mantenida el jueves en Moncloa por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, el secretario general de la formación morada anunció que existe un principio de acuerdo para crear un nuevo tramo de IRPF para las rentas superiores a 140.000 euros, 10.000 euros menos de lo que se había previsto inicialmente.

Según las estimaciones de Gestha, establecer el nuevo tramo a partir de los 140.000 euros supondría 16 millones más de recaudación que si se fijara en 150.000, con un aumento de los declarantes afectados en 11.146 personas.

En declaraciones a Servimedia, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, se mostró a favor de la medida de implantar un nuevo tramo impositivo a las rentas más altas, aunque señaló que sería preferible que, en lugar de crear un solo tramo nuevo, se creasen tres tramos más respecto a los actuales. De esta manera, Mollinedo defiende volver a los tramos existentes entre 2012 y 2014, situándolos en los 120.00 euros, 175.000 y 300.000.

REBAJA DEL IVA

Respecto al otro acuerdo en materia impositiva anunciado por Iglesias tras su reunión con Sánchez, relativo a la rebaja del IVA en los artículos de primera necesidad, el secretario general de Gestha afirmó que se trata de un concepto “ambiguo” y que, sin concretar qué artículos se verían afectados por la medida, no es posible hacer cálculos.

En este sentido, Mollinedo se mostró a favor de cambiar impuestos indirectos, como el IVA, por los directos, como el IRPF, al ser los primeros más regresivos. “Suena bien” aseguró, para añadir que esto coincide con las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, que aboga por subir la tributación a las rentas más altas en aquellos países donde existe margen para ello.

Sin embargo, aunque el secretario general de Gestha subrayó que cambiar impuestos indirectos por directos “mejora la progresividad” del sistema tributario, argumentó que la rebaja del IVA no se debe compensar con la subida del IRPF, ya que esto impediría al Gobierno alcanzar sus objetivos presupuestarios. En su lugar, Mollinedo defendió que la rebaja del IVA debe compensarse con la lucha contra el fraude en el cobro del IVA.

Por último, en referencia al hipotético caso de que finalmente el Gobierno no implante el impuesto a la banca que Pedro Sánchez anunció al llegar a la Moncloa, y en su lugar se limite a establecer el impuesto a las transacciones financieras, Mollinedo explicó que esta situación se debe a los apoyos parlamentarios que el Ejecutivo necesita para sacar adelante dichos tributos. En este sentido, indicó que PNV y PDECat podrían no estar dispuestos a apoyar el impuesto a la banca, mientras que, en el caso del impuesto a las transacciones financieras, se trata de un tributo por cuya implantación ya abogó el anterior Gobierno del PP, con Cristóbal Montoro como ministro.