Política Sectores

El Estado registró un déficit de 35.561 millones al cierre de noviembre, un 10,3% menos que el mismo periodo de 2013

El Estado registrado a cierre de noviembre un déficit de 35.561 millones, equivalente al 3,34% del PIB, y que supone un 10,3% menos que en el mismo periodo de 2013.

Según informó hoy el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, hasta finales del mes de octubre, el déficit conjunto de la Administración central, comunidades autónomas y Seguridad Social ha sido de 43.115 millones (excluyendo las ayudas financieras). En términos de PIB, el déficit equivale al 4,05%, manteniéndose estable respecto al mes anterior y 0,58 puntos porcentuales por debajo del registrado entre enero y octubre de 2013.

Excluyendo los intereses de la deuda, el déficit del Estado aumenta un 5,4% hasta noviembre, con lo que el déficit primario ha sido de 8.025 millones, un 40,6% menos que hace un año.

Los recursos no financieros del Estado ascienden a 156.812 millones hasta noviembre, con un aumento del 4,3%. Los impuestos sobre la renta y Patrimonio, aumentan un 3,4% interanual, mientras que los impuestos sobre la producción y las importaciones, en donde se incluye el IVA y los impuestos especiales, han aumentado un 3,2%.

El resto de recursos no impositivos crecen un 19,1% respecto a noviembre del año anterior. Destaca el aumento de las rentas de la propiedad de un 12% debido principalmente a los intereses devengados por los mecanismos extraordinarios de financiación (Fondo de Liquidez Autonómica y Fondo de Pago a Proveedores).

Por su parte, los gastos no financieros del Estado ascendieron a 192.373 millones, un 1,3% más que en 2013. Este incremento se explica por el aumento de intereses de un 5,4% interanual y por los gastos para la financiación del déficit eléctrico. Excluyendo estas dos partidas, los gastos disminuyen un 0,4% entre enero y noviembre.

Hacienda apunta que también aumentan las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, un 2,9% interanual, ya que la mayor parte de esta partida corresponde a pensiones de clases pasivas que han crecido un 3,9%.

Además, el aumento en los consumos intermedios del 4,7% se debe en gran parte a los gastos electorales producidos este ejercicio. Respecto a las partidas de gasto que se reducen, destacan por su volumen la remuneración de asalariados que cae un 0,8% interanual, así como las transferencias corrientes a las AAPP que disminuyen un 0,4%.

SERVIMEDIA