Internacional

El Eurogrupo acaba sin acuerdo

Hace escasos minutos ha finalizado la reunión de los ministros de Economía de la zona euro y ha acabado sin acuerdo para desbloquear parte del rescate que Grecia espera para poder hacer frente a los pagos que tiene pendientes para las próximas fechas.

Según un diario alemán, Atenas ha recibido una oferta por la que la ayuda económica se extendería hasta finales de 2015. En este ‘rescate’, según el periódico teutón, el Ejecutivo heleno recibiría un total de 10.000 millones de euros con los que Grecia podría pagar los vencimientos con sus acreedores y también podría recapitalizar su sistema bancario.

El vicesecretario de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha pedido a los representantes helenos que negocien con “seriedad” y ha añadido que el Eurogrupo está dispuesto a reunirse nuevamente en cualquier momento.

El FMI se mantiene firme

El Gobierno griego no podrá contar con un “periodo de gracia” en el pago de 1.500 millones de euros que debe abonar al Fondo Monetario Internacional (FMI) el próximo 30 de junio y cualquier retraso significará incurrir en un impago de su deuda, según ha avisado este jueves la propia directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

“Se encontrará en impago, se encontrará en situación de retraso (de pago) frente al FMI el 1 de julio, pero espero que esto no suceda, realmente lo espero”, ha dicho Lagarde en declaraciones a la prensa tras reunirse con el ministro de Finanzas luxemburgués.

“No hay un periodo de gracia ni un plazo de dos meses (para constatar que hay impago), como he visto aquí y allá”, ha asegurado. Lagarde ha reiterado que la reforma del sistema griego de pensiones es una condición indispensable para cerrar un acuerdo con Atenas, aunque ha apuntado que los pensionistas que cobran menos deben quedar protegidos.

“En nuestra opinión, tienen que proteger las pensiones pequeñas. No es cuestión de recortar las pensiones pequeñas”, ha señalado la directora gerente del FMI. Pero ha agregado que la financiación de las pensiones debe ser sostenible ya que en estos momentos Grecia dedica “más del 16% del PIB al pago de pensiones, lo que es mucho más que la media en todas partes”.