Política Sectores

El Eurogrupo elegirá previsiblemente el jueves a su nuevo presidente entre Guindos y Dijsselbloem

Los ministros de Economía de la eurozona elegirán previsiblemente el próximo jueves en Luxemburgo a su próximo presidente para los próximos dos años y medio, un cargo para el que compiten dos candidatos, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, y el actual titular del cargo, el socialista holandés Jeroen Dijsselbloem. La presidencia del Eurogrupo se decide por mayoría simple de los 19 miembros.

La elección del presidente del Eurogrupo está en la agenda de la reunión del 18 de junio y la mayoría de delegaciones esperan que ese día ya se vote. Pero el ministerio de Economía español insiste en que todavía no se ha fijado oficialmente la fecha de la votación, y las fuentes consultadas admiten que la decisión podría retrasarse al próximo Eurogrupo del 13 de julio. El mandato de Dijsselbloem vence el 21 de ese mes.

“El ministro Guindos ha presentado su candidatura y todos vamos a trabajar para defenderla y procurar que así sea”, dijo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha presentado la candidatura de Guindos por considerar que España está infrarrepresentada en los cargos económicos de la UE (perdió su silla en el directorio del Banco Central Europeo en 2012) y como reconocimiento por los esfuerzos realizados para salir de la crisis y por el “giro” que ha dado la economía española desde 2012.

Tanto Rajoy como Guindos han repetido durante las últimas semanas que cuentan con “apoyos” para lograr el cargo. Y ministro de Economía ha viajado durante la última semana a Helsinki, Berlín y Riga para hacer campaña.

También el primer ministro holandés, Mark Rutte, aseguró durante la cumbre que el actual presidente del Eurogrupo tiene un “apoyo fuerte” para repetir en el cargo.

De hecho, Dijsselbloem contaría ya con “mucho más” que la mayoría simple que necesita para ser reelegido, según han explicado a Europa Press dos altos funcionarios de la UE. Y en el Eurogrupo esperan que Guindos acabe retirando su candidatura antes del jueves para evitar una imagen de división en la eurozona en plena crisis griega, según una de las fuentes consultadas.

No obstante, Rajoy aseguró el pasado miércoles durante la cumbre UE-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que la candidatura de Guindos “la vamos a presentar y la vamos a mantener, y luego será quien tenga que decidir quien lo haga”. España cuenta con el apoyo declarado de Alemania, mientras que desde el bando de Dijsselbloem presumen del respaldo de Italia, Francia y los países pequeños.

España estaría intentando que la presidencia del Eurogrupo se aborde en el Consejo Europeo del 25 y 26 de junio. La delegación española alega que ya en la cumbre celebrada en agosto del año pasado, en la que se decidió el reparto de altos cargos de la UE, hubo un principio de acuerdo para que Guindos fuera el próximo presidente del Eurogrupo. Sin embargo, hay pocas posibilidades de que la cuestión se aborde en la cumbre, aunque sí se contempla retrasarla a julio, según las fuentes consultadas.

Dijsselbloem fue elegido presidente del Eurogrupo en enero de 2013 con el único voto en contra de España. Tras un fuerte tropiezo inicial en la gestión del rescate de Chipre -en el que en un primer momento se impusieron quitas a los depósitos de menos de 100.000 euros, que teóricamente cuenta con garantía en la UE y luego se rectificó- su gestión ha sido valorada positivamente por la mayoría de Estados miembros, en particular en las negociaciones con Grecia.

El secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Harlem Désir, justificó su apoyo señalando que “en un periodo de grandes dificultades, lo ha hecho muy bien”. “Sus esfuerzos son ampliamente apreciados por sus homólogos”, ha dicho.

Europa Press