Opinión

El festival del PIB informal

Vamos a ver si nos aclaramos. Por transposición del Sistema Europeo de Cuentas (SEC 2010) vamos a meter en el PIB unos cuantos conceptos como la economía informal, que entre otras cosas va a tener el efecto estadístico de inflar las cuentas nacionales como por arte de magia.

Es decir, que nos vamos a hacer trampas al mus, que es legítimo, pero es lo que es: una trampa. De ahí a inferir que al meter la actividad económica de estupefacientes y prostitución vamos a incrementar el PIB un 4,7%, como ya ha titulado alguno, va un trecho. En primer lugar, porque es mentira: hablamos de una parte de la actividad económica de carácter informal sobre la que la Administración tiene conocimiento. Pero esa porción es, con suerte, un 2% del total de la economía informal, sobre todo de la procedente del tráfico de drogas.

Va un trecho, en segundo lugar, porque técnicamente hablando no va a incrementar el PIB. Estas tres iniciales mágicas de la macroeconomía no miden volumen total de riqueza, sino incrementos de actividad. Por tanto, lo que va a producir es una aportación al PIB no contemplada hasta ahora, un incremento estadístico y puntual, un dato para hoy que solo se mantendrá en el futuro en la medida en que la economía informal crezca a más ritmo que la formal. Que la formal, la de los gestores oficiales, es más lenta que el caballo del malo. O que el caballo, con el que comercian los malos. Tanto me da.