Destacado Economía Internacional Noticias Política

El Fondo Monetario a la Eurozona: “La falta de progreso en la negociación del ‘brexit’ eleva los riesgos”

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó saber en su reporte “IMF Country Focus” que el crecimiento de la Eurozona parece estar moderándose desde sus altos niveles del año pasado, aunque espera que se mantenga sólido. El organismo señaló que “los riesgos están aumentando” y que las tensiones comerciales se han elevado con la reciente imposición de aranceles al acero y al aluminio europeo por parte de EEUU.

“El tiempo para la negociación del ‘brexit’ se está acabando y hay una falta de progreso que eleva el riesgo de una salida disruptiva”, explica el Fondo.

También recordó que la “inacción política y los ‘choques políticos’ comportan importantes riesgos domésticos, especialmente en lo que respecta a la reconstrucción de amortiguadores fiscales en los países con altos ratios de deuda pública y la implementación de reformas estructurales. En este contexto, políticas enérgicas son necesarias para robustecer la resiliencia de la Eurozona.

El Banco Central Europeo (BCE) debe mantener su compromiso de bajos tipos a el largo plazo

El Fondo advierte que “la inflación subyacente permanece baja y se espera que sólo converja gradualmente al objetivo del BCE. El compromiso del ente emisor de mantener los tipos de referencia de su política monetaria en niveles bajos, al menos hasta el próximo verano, es clave”

También insistió que el momento actual es propicio para “encajar las piezas faltantes de la arquitectura de la eurozona”, de forma que la región esté bien preparada para futuras perturbaciones.

Unión bancaria

El Informe señala que “el Programa de Evaluación del Sector Financiero en la Eurozona (FSAP), completado hace pocas semanas, determinó que quienes toman las decisiones de política económica en la zona del euro han hecho progresos significativos en este frente”. Sin embargo “se necesita hacer más”.

La falta de un “esquema común de seguros para los depósitos bancarios” así como de un “Fondo Único de Resolución con respaldo fiscal común” podría poner estos logros en peligro. Así, el multilateral considera que “completar la unión bancaria contribuirá a debilitar los vínculos entre los bacos y la financiación de los gobiernos”, los cuales estuvieron en el “corazón de la crisis”.

Pese a que el FMI reconoce ha ocurrido una reducción sustancial de riesgos, “los bancos con altos niveles de préstamos en mora deben comprometerse a una limpieza agresiva de sus balances”. Estas entidades podrían además beneficiarse de la recuperación actual para seguir aumentando sus niveles de capitalización para asegurar que puedan absorber cualquier eventual pérdida futura.

Mercado de Capitales Común y riesgo fiscal compartido 

En este frente, el Fondo apunta que el progreso realizado es alentador. En concreto, las medidas que se han tomado para “ayudar a las pequeñas empresas a obtener financiamiento más allá de sus fronteras”. Advierte sin embargo que más reformas se requieren para crear un “mercado de capitales genuinamente único e integrado”.

En el corto plazo, resulta crítico asegurar que las capacidades regulatorias y de supervisión sean suficientes para afrontar el flujo de empresas financieras que se moverán a Europa continental tras el ‘brexit’. 

Además, “la Eurozona depnde demasiado de la política monetaria para estabilizar la economía es golpeada por una perturbación”. Una nota reciente de Staff Discussion del FMI propone establecer una capacidad fiscal central (CFC por sus siglas en inglés) para fines de estabilización macroeconómica. Una CFC requeriría que los países ahorrasen en los años de bonanza contribuyendo así a alimentar este fondo. Luego, durante una recesión, los países recibirían transferencias de aquel para ayudarlos a compensar sus insuficiencias presupuestarias.