Nacional

El Frob cerró 2013 con pérdidas que rozan los 3.000 millones

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) finalizó el pasado ejercicio 2013 con unas pérdidas de 2.787 millones de euros, lejos de los números rojos de 26.060 millones en 2012 y de los 10.557 en 2011.Según informó el Frob, los números rojos se debieron fundamentalmente al registro de los deterioros de las entidades participadas, el margen financiero negativo y las dotaciones a provisiones por garantías concedidas.De este modo, el activo alcanzó los 27.582 millones de euros, mientras que el pasivo fue de 25.108 millones. Con ello, el neto patrimonial se situó en los 2.474 millones de euros.

El activo incluye la participación del Frob en Banco Financiero y de Ahorros (BFA), Catalunya Banc, Banco Mare Nostrum (BMN), NCG Banco y Sareb, así como el apoyo financiero a Banco Ceiss, Liberbank y Banco Grupo Caja 3.

Con respecto a los estados financieros del Frob, las cuentas aprobadas hoy ponen de manifiesto un incremento del activo vía inyección de fondos: 730 millones de euros en acciones de BMN, suscripción de 1.135 millones en bonos contingentes convertibles y una suscripción de 381 millones de deuda subordinada en Sareb y 108 millones de euros en acciones ordinarias.

Por otra parte, se amortizó deuda por volumen de 2.150 millones con motivo del vencimiento de un bono emitido por el Frob.Según figura en las cuentas, el Frob revirtió además deterioros en BMN y BFA por importe de 719 millones de euros.

Por último, registró pérdidas por un deterioro adicional por importe de 2.448 millones procedentes de la participación del Frob en Catalunya Banc, NCG Banco y Banco Gallego.Además, durante el pasado ejercicio el Frob registró dotaciones a provisiones por importe de 668 millones de euros, entre las que destacan 247 millones de euros por garantías concedidas en el proceso de venta de NCG Banco y 188 millones por el mecanismo de revisión al que se hubieran acogido los clientes minoristas antiguos titulares de participaciones preferentes o deuda subordinada de Banco Ceiss que hubieran aceptado la oferta de canje de Unicaja.

Fuente: Servimedia