Internacional Noticias

El Gobierno alemán reconoce el deterioro de su economía

Hoy el Ministerio de Economía alemán ha confirmado las previsiones negativas , publicadas ayer por el Instituto IFO, y ha admitido que la economía nacional se ha frenado en el segundo trimestre del año, debido a factores externos como la frágil recuperación de la zona euro y la crisis geopolítica entre Rusia y Ucrania.

“Tras el fuerte primer trimestre, el segundo trimestre ha experimentado un debilitamiento. Junto a la débil evolución de la eurozona, afecta también la inseguridad derivada de los acontecimientos geopolíticos”, explica el comunicado mensual emitido por el ejecutivo alemán.

El Ministerio añade que la situación entre Rusia y Ucrania y en Oriente Próximo está pesando más que los efectos inmediatos de las sanciones impuestas a Moscú y, en general, el estado de ánimo actual está provocando un empeoramiento de los pedidos, la producción y las ventas en una industria débil. El informe subraya también que la mayoría de las empresas alemanas reflejan un deterioro en su confianza.

Precisamente hoy, el indicador de confianza económica de Alemania, realizado por el instituto de investigaciones económicas ZEW ha marcado un nuevo descenso en este mes de agosto por octavo mes consecutivo, hasta los 8,6 puntos, frente a los 27,1 registrados en el mes anterior, lo que supone el peor dato del indicador desde diciembre de 2012.

Queda por saber el análisis de la oficina de estadística germana Destatis, que este jueves publicará el dato del Producto Interior Bruto correspondiente al segundo trimestre, aunque todo apunta a que será notablemente inferior al crecimiento de ocho décimas registrado durante los meses de enero y febrero.