Nacional Noticias

El Gobierno apuesta por el Cine, pero se olvida del Teatro

La partida para Cultura aumenta un 7,3 por ciento hasta los 803,57 millones de euros

El ejecutivo de Mariano Rajoy ha presentado los últimos presupuestos antes de finalizar la Legislatura y ha dado una ‘alegría’ al mundo de la Cultura, principalmente a la Industria del Cine, que ve como la partida dedicada a este sector aumenta un 11,9 por ciento hasta los 74,54 millones de euros. Sin embargo, la ‘tragicomedia’ continúa sobre los escenarios teatrales, donde la partida dedicada al Teatro se mantiene prácticamente estable en los 53,56 millones, un 0,8 por ciento más que en 2015.

El nuevo presupuesto que dispondrá, Íñigo Méndez de Vigo, actual ministro de Educación y Cultura, y el que ocupe el cargo tras los próximos comicios generales será de 803,57 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,3 por ciento con respecto a los Presupuestos Generales de 2015. Sin embargo, esta cantidad se encuentra muy lejos de los 1051,03 millones de los últimos PGE de la Legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, que incluían un importante recorte con respecto a los de 2010.

El Cine el gran beneficiado en Cultura

La Industria del Cine ha sido uno de los sectores que más ha sufrido los recortes del departamento dirigido por Cristóbal Montoro. La subida del IVA Cultural y el descenso de las subvenciones han sido dos de los grandes caballos de batalla entre esta Industria y el Gobierno.

En el próximo ejercicio, la Cinematografía Española recibirá del Estado un total de 74,53 millones de euros, de los cuales 60 millones estarán destinados al Fondo de Protección de la Cinematografía, la ‘partida’ de las subvenciones para el sector. En 2015, el capítulo inicial destinado a este campo de las Artes se estableció en los 50,69 millones de euros a los que posteriormente se le añadieron 16 millones adicionales con lo que el montante total ascendió a los 66,6 millones, un 11,9 por ciento menos que este año.

Las subvenciones crecerán en 2016 un 14,1 por ciento en comparación con los datos del pasado ejercicio. De los 52,58 millones (36,58 presupuestados más los 16 millones adicionales) se han pasado a los 60 millones actuales, debido, principalmente, a la nueva Ley del Cine, que prevé un cambio del modelo de ayudas a los largometrajes. A partir de 2016, las ayudas a la amortización (se reciben una vez estrenadas y en criterios de taquilla) irán desapareciendo para dar paso a las ayudas a la producción (subvenciones sobre proyecto, antes del estreno).

En el lado opuesto se encuentra el Teatro, cuya partida en los nuevos presupuestos apenas crece un 0,8 por ciento. Los millones destinados a las Artes Escénicas se quedan en los 147,75, de los cuales 94,19 millones son para Música y Danza (+2,35 por ciento) y 53,56 millones para el Teatro (+0,8 por ciento).