Destacado Internacional Noticias Política

El peso argentino sigue cayendo tras la solicitud de rescate al Fondo Monetario Internacional

El Gobierno de Argentina ha comenzado a negociar un acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para “fortalecer la liquidez”  y detener la rápida depreciación del peso que ha ocurrido en las últimas semanas. A través de un comunicado de prensa el Ministro de Hacienda del gobierno, Nicolás Duvojne, explicó que tras reunirse con la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, fue acordado el trabajo conjunto de ambas partes para definir los términos de la asistencia financiera.

 

Sin embargo, Duvojne no adelantó el monto o las condiciones que se estarían negociando y precisó que “hasta tanto logremos cerrar el acuerdo con el FMI, nos hemos comprometido a no hablar de cifras o modalidades”. Si dejó claro que la petición concreta al FMI fue un “acuerdo Stand-By de alto acceso”. Según Duvojne, “este instrumento tiene la flexibilidad necesaria para cumplir el objetivo que estamos buscando”.

 

El “rescate” del organismo permitiría teóricamente devolver la confianza en la capacidad del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para garantizar la estabilidad del peso. La moneda argentina se había depreciado frente al dólar más de 10% en el año justo antes de que el gobierno decidiera acudir al FMI. Sin embargo, ni este anuncio oficial ni el alza de tipos de interés hasta 40% han podido evitar que el peso siga cayendo. Este viernes llegó a alcanzar un nuevo mínimo de 24,30 pesos por dólar. Los analistas opinan que la depreciación continuará mientras no esté claro cuál será el tipo de cambio “de equilibrio” que exigirán los “hombres de negro” como condición para el desembolso de la ayuda financiera.