Nacional Política Sectores

El Gobierno blinda hasta 2023 el Mobile World Congress de Barcelona

La GSMA decidirá si prórroga o no el acuerdo en las próximas semanas

Si a principios del mes de Junio, el ex-alcalde de Barcelona Xavier Trías -con aquiescencia de la nueva edil, Ada Colau- formalizaba la propuesta de GSMA, asociación organizadora del Mobile World Congress (WMC), para la designación de la Ciudad Condal como capital mundial del móvil entre 2019 y 2023, hoy el Gobierno daba un nuevo espaldarazo a este acontecimiento.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley por el que se refuerzan las bases y se ratifican los acuerdos para  “consolidar a Barcelona, a Cataluña y a España, como uno de los referentes tecnológicos a nivel europeo y mundial cada año”, ha explicado el ministro de Energía, Industria y Turismo José Manuel Soria en la rueda de prensa posterior al Consejo. Con la aprobación de este Real Decreto se da cumplimiento a una de las peticiones  que GSMA había solicitado al Ejecutivo, la de dar “cobertura legal” a las obligaciones contraídas entre Gobierno, Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona, la Fira y Turismo de Barcelona de cara a la celebración del evento en el periodo 2.019 – 2.023. Algo que no existía en el anterior contrato firmado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero en 2.011

No obstante no es todo miel sobre hojuelas, ya que la organizadora -que reúne a casi 800 operadores de telefonía móvil de 219 países y a dos centenares de empresas del sector- debe decidir en las próximas semanas si firma la prórroga del acuerdo. En este sentido Soria ha apuntado la GSMA “ha reiterado que tiene el mismo interés que el Gobierno de España en que la ciudad de Barcelona siga siendo la sede de este importante evento”.

Impacto económico

No es de extrañar que tanto al Gobierno como a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona les interese dar continuidad al WMC Barcelona, puesto que desde que se celebró su primera edición el impacto económico ha venido in-crescendo, marcando sucesivos récords anuales. Desde su primera edición en 2.006 y hasta el año pasado el evento, y sólo en en Barcelona, se han generado 25.000 millones de ingresos y 60.000 puestos de trabajo temporales.

Las cifras oficiales de la edición de 2.014  marcaron una entrada de 397 millones de euros y 12.300 puestos de trabajo. Con respecto a 2.015 el WMC Barcelona reunió a 93.000 visitantes de 200 países y más de 2.000 compañías del sector de las telecomunicaciones.

 

En cuanto al número de clientes de telefonía móvil en España, según la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de la Competencia) en el mes de febrero se alcanzaron los 50,47 millones de líneas móviles (0,84 por ciento más interanual) y la tasa de penetración se elevó hasta 108,8 por ciento, cuatro décimas más que en el mismo mes de 2.014.