Destacado Economía Nacional

El Gobierno busca la “convivencia” entre el taxi y los VTC

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió este viernes que desde el Ejecutivo se va a trabajar en los próximos meses para buscar una solución que permita la “coexistencia y el equilibrio” entre el sector del taxi y el de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC).

Así lo indicó durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que compareció para hacer balance de los meses que lleva al frente del Gobierno.

Sánchez defendió la propuesta lanzada por el Ministerio de Fomento para modificar la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre (LOTT) para que las comunidades autónomas puedan regular el uso de las VTC, y en caso de las regiones que no acepten este cambio, se acogerán a la normativa estatal.

Sobre este planteamiento “se va a empezar a trabajar a lo largo de este mes y el próximo en una solución para la coexistencia y el equilibrio” entre el sector del taxi y el del VTC, indicó.

Por su parte, el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, presentó este viernes en el Consejo de Ministros un informe en el que se aborda el marco jurídico actual de los servicios de taxi y de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) y se realizan una serie de propuestas de “mejora” para la “convivencia” de ambos sectores.

Según informó el Ministerio de Fomento, en el informe se reconoce que el papel de los VTC ha cambiado sustancialmente en los últimos años, y hoy en día se han convertido mayoritariamente en una forma de movilidad urbana o periurbana que prestan servicio, en muchos casos, en competencia con el taxi.

Por otra parte, en un contexto europeo en el que uno de los grandes retos es alcanzar una movilidad urbana sostenible, las recomendaciones de la Unión Europea van en la línea de promover políticas de movilidad integradas.

Por ello, y dado que las comunidades autónomas ya son competentes en el transporte por carretera que discurra íntegramente en su territorio, el informe propone acometer una modificación de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) según la cual las propias regiones puedan regular en el ámbito de la VTC, permitiendo imponer a las mismas aquellas condiciones que consideren adecuadas en el marco de su política de movilidad, siempre que el origen y destino de los servicios discurra en su territorio.

Esta modificación de la LOTT también incluirá otras medidas tendentes a corregir el “desequilibrio” que en los últimos años se ha producido entre el número de autorizaciones de taxi y VTC.

Esta modificación legal se instrumentará a lo largo del mes de septiembre de 2018. Ello no implica que las comunidades autónomas se tengan que ver obligadas a regular en este ámbito, y si una administración autonómica decidiera no hacerlo, seguiría siendo de aplicación la normativa estatal.

Por otra parte, se destaca que la actividad desarrollada por el taxi se encuentra sujeta a condicionamientos establecidos por las normativas locales y autonómicas (tarifas obligatorias en todo caso, horarios y calendarios determinados, estacionamientos en zonas reservadas, etc.), mientras que la actividad de las VTC ha venido gozando desde el principio de un régimen “mucho más flexible”, sin perjuicio de la obligatoriedad de la precontratación de servicios.

En este sentido, se propone la creación de un grupo de trabajo de propuestas y buenas prácticas relativas a los sectores del taxi y las VTC, para analizar e identificar aquellos aspectos que pudieran ser susceptibles de modificación para mejorar la competitividad, la competencia y la prestación del servicio de ambos, así como compartir buenas prácticas y experiencias exitosas en la búsqueda de soluciones que corrijan el desequilibrio actual.

Por último, se destaca la importancia del ‘Registro de Comunicaciones de los Servicios de Arrendamiento de Vehículos con Conductor’ que se encuentra en fase de desarrollo tecnológico en el Ministerio de Fomento como un mecanismo de control esencial para el cumplimiento de la normativa. Se está trabajando con el objetivo de que el mismo pueda empezar a utilizarse a final de este año 2018.