Política Sectores

El Gobierno constituye una Comisión Interministerial para tratar la crisis migratoria

La primera Conferencia Sectorial de Migraciones se celebrará el lunes

Las dramáticas situaciones que está generado la crisis migratoria “obliga a tomar decisiones y hacerlo con la mayor eficacia posible”. Así lo ha explicado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que esta misma mañana mantenía con el primer Ministro británico David Cameron.

Rajoy ha decidido en el Consejo de Ministros de hoy, constituir una Comisión Interministerial que será presidida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para tratar los efectos y respuestas ante la crisis migratoria que vive Europa. En ella participaran 7 ministerios de inicio: Interiores, Exteriores, Empleo, Sanidad, Justicia, Educación y Defensa a los que, posteriormente, según han fuentes del Gobierno, podría incorporarse Hacienda.

La primera decisión de la Comisión ha sido, según ha explicado la vicepresidenta en rueda de prensa, “instruir a la ministra de Empleo (Fátima Bañez) para que convoque la Conferencia Sectorial de Migraciones”, en la que participarán tanto las Comunidades Autónomas como la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que tendrá consideración de invitado permanente. Sáenz de Santamaría ha detallado que será “el mismo lunes” cuando se celebrará la primera reunión de la Conferencia, “la ministra ya está hablando con las Comunidades Autónomas”.

Todos tendrán asilo

El objeto primordial será adoptar soluciones que permitan una verdadera integración de los refugiados, “no se trata sólo de acoger sino de integrar”, ha afirmado Saénz de Santamaría. En este sentido el presidente del Gobierno ha detallado que las decisiones y el tratamiento deben tomarse desde “un enfoque global” y orientadas principalmente al medio y largo plazo “las cuotas sólo resuelven un problema puntual. Jugar a corto sirve para poco”.

Así el Ejecutivo presentará a la Unión Europea una propuesta de ordenación que desarrolle un plan que gire en torno a la cooperación económica con los países de tránsito y destino y se acompañe, asimismo, tanto de actuaciones de lucha contra las mafias como de un programa de retorno al país de origen “tal y como el que tenemos ya en España”.

Rajoy ha sido contundente al afirmar que “Europa no puede renunciar al asilo” y que “todas las personas que lo soliciten tendrán asilo en España”. Un punto en el que ha querido remarcado las diferencias entre este derecho, que conlleva el cobro de una renta mínima de inserción, y la inmigración irregular.

Con respecto al número de personas a los que se podría dar acogida en España, el Gobierno no se aventura a dar cifras más allá de las 2.739 anunciadas en Julio, ya que la resolución no es unilateral del Gobierno, sino que depende también de nuestros socios europeos “son decisiones muy reguladas y difíciles de gestionar”. De hecho hasta que no se organice la situación en los países directamente afectados como Grecia o Italia las posibilidades de actuación de España se limitan a la redacción y elevación de propuestas.

Por otra parte, y respecto a los anuncios que se están realizando por parte de diversas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, Sáenz de Santamaría ha sido contundente “es política de Estado. Yo les recomendaría que eviten frases fáciles en problemas difíciles”.