Sectores

El Gobierno de Italia rescata al banco más antiguo del mundo: el Monte dei Paschi

Italia no pasa por un buen momento, después de la dimisión de su primer ministro, Matteo Renzi, tras el referéndum constitucional que deja a una Italia dividida. Con esto, el problema bancario se suma a lista de problemas por las que está pasando el país transalpino.

El Gobierno Italiano aprobó este viernes un decreto para el rescate del banco más antiguo del mundo, el Monte dei Paschi di Siena, después de que la entidad no consiguiera el respaldo de los inversores para un aumento de capital que necesitaba con urgencia, según informa Reuters.

Con el objetivo de poner fin a esta prolongada crisis bancaria que ha estancado a la economía, el nuevo primero ministro Paolo Gentiloni dijo que su gabinete autorizó un fondo de 20.000 millones de euros para en problemas, en concreto,  a Monte dei Paschi.

Después de la reunión de gabinete esta noche, el tercer prestamista más grande de Italia informó que solicitará formalmente la ayuda del Estado. Esta operación podría ser la mayor nacionalización de un banco italiano en décadas.

El rescate se realizará bajo las normas de la Unión Europea, por lo que algunos tenedores de bonos de Monte dei Paschi deberán aceptar pérdidas para garantizar que los contribuyentes no asuman el coste total.

Por otra parte, el Gobierno y Monte dei Paschi se comprometieron a defender a los cerca de 40.000 ahorristas minoristas que habían comprado la deuda subordinada del banco. La mayoría de los grandes inversores aseguran que no estaban al corriente de los riesgos cuando compraron las notas.

“Hoy es un importante día para Monte dei Paschi, un día que lo ve dar un giro y le permite tranquilizar a sus depositantes”, dijo Gentiloni, quien asumió su cargo la semana pasada y se ha puesto como prioridad el rescate del banco.

El banco más longevo del planeta ha sido calificado como el más débil de los 51 bancos europeos sometidos a las pruebas de solvencia realizadas anteriormente este año por el Banco Central Europeo. El banco recibió como plazo para resolver sus problemas hasta final del año o se enfrentaría a su desmantelamiento.

Si el rescate no se hubiera producido, Monte dei Paschi podría haber puesto en riesgo los ahorros de miles de italianos, además de destrozar el sector bancario, que carga con 356.000 millones de euros en créditos incobrables, un tercio del total de la zona euro.