Nacional Noticias

El Gobierno destina 100 millones de euros a los afectados por los temporales meteorológicos

El Consejo de Ministros ha anunciado la aprobación de un Real Decreto Ley  pondrá a disposición del Gobierno 100 millones ayudas para reparar los efectos de los temporales meteorológicos que se han producido desde principios de año. El Gobierno ha anunciado que este programa de ayudas se podrá prorrogar hasta el 31 de mayo de 2015, según ha confirmado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la rueda posterior al Consejo de Ministros.

El programa de ayudas cuenta con unos 100 millones de dotación, de los cuales el 70 por ciento de la cantidad está destinado al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, y el 30 ciento restante al departamento de Fomento para restablecer infraestructuras afectadas por los fenómenos meteorológicos ocurridos en los últimos meses. Además, el ministerio dirigido por Fernández Díaz dispondrá de 5 millones adicionales.

El ministro ha explicado que el Real Decreto tiene como objetivo reparar con “medidas urgentes” los daños ocasionados por los continuos temporales que el país ha sufrido desde principios de años. Fernández ha recalcado la última crecida del río Ebro en las provincias de Navarra y Aragón que han provocado el desalojo de 2.000 personas y ha anegado alrededor de 20.000 hectáreas, según ha explicado el titular de Interior.

Limpieza del caudal del Ebro

En cuanto a las partidas destinadas para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Fernández Díaz ha asegurado que alrededor de 45 millones de euros estarán destinados a la limpieza de caudal del río Ebro. Asimismo ha recalcado que en los dos últimos años se han destinado 70 millones para limpiar y acondicionar el cauce fluvial.

Entre las novedades que se han anunciado en este Real Decreto, el ministro ha destacado que se sustituye la referencia de “establecimientos agrarios” por el de “explotaciones agrarias”, que es un concepto “más amplio” que permitirá, por ejemplo, reparar los caminos privados de las explotaciones afectadas o las pérdidas de terreno producidas por las inundaciones.

La norma contempla también la flexibilización de requisitos para personas físicas y jurídicas y a las corporaciones locales; amplía de uno a dos meses el plazo para presentar las solicitudes y reduce a 6 meses el plazo para resolver por parte de la administración; se incluyen beneficios fiscales como eximir del pago de impuestos como el IRPF, bienes inmuebles y otros.

Por último, la nueva normativa establece la exención de avaluación del impacto ambiental en las obras de reparación de infraestructuras y se ha anunciado la creación de una comisión interministerial que hará el seguimiento de las medidas incluidas en el Real Decreto Ley aprobado esta mañana.