Economía Empresas La buena noticia del día PYMES

El Gobierno quiere llegar a los 3,6 millones de autónomos en cuatro años

La Tarifa Plana será de 50 euros exactos y se mantendrá en caso contratar trabajadores

“Siempre hemos estado con ellos”, así de contundente se ha mostrado la ministra de Empleo, Fátima Bañez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que, tras muchos meses de espera, se ha dado luz verde al Anteproyecto de Ley (APL) de Fomento y Promoción del Trabajo Autónomo y la Economía Social. Con las mejoras acordadas esta mañana y las ya puestas en marcha desde el año pasado el Gobierno estima que el colectivo de autónomos crecerá en 550.000 nuevos activos hasta 2019, alcanzando de este modo el objetivo de los 3.600.000 afiliados al RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos).

El Anteproyecto -que debe ser validado por el CES (Consejo Económico y social)- establece la cuantía de la Tarifa Plana para las nuevas altas de autónomos en 50 euros exactos durante los seis primeros meses de cotización (hasta ahora 55,78 euros), además permitirá mantener dicha bonificación en caso de contratación de trabajadores y se extenderán los supuestos previstos para víctimas del terrorismo, de violencia de género y personas con discapacidad, sea cual sea su edad. Con respecto al impacto de la medida ya hay estimaciones por parte del ministerio de Empleo que cifra en 375.000 los beneficiarios de la “nueva tarifa plana”. No obstante, y a pesar del paso adelante que supone para el colectivo, los autónomos societarios continuarán sin poder beneficiarse de esta deducción del 80 por ciento sobre los 264 euros de cuota natural de cotización.

Otra de las mejoras ya anunciada y que podría alcanzar a 200.000 autónomos es la extensión del conocido como “pago único”, es decir, la posibilidad de capitalización del 100 por cien del paro para los emprendedores de todas las edades. En este caso, los nuevos autónomos que opten por la fórmula societaria, sí podrán emplear parte del importe de capitalización para cubrir los gastos de constitución. La tercera fórmula que se incorpora es la posibilidad de compatibilizar la prestación de desempleo con el alta en el RETA -cobrar el paro durante los primeros años de inicio de la actividad-, que podría alcanzar, siempre según las estimaciones de Empleo a unos 50.000 nuevos autónomos.

Segunda oportunidad

Si hay un colectivo que se merece una segunda oportunidad ese es el de los autónomos. En este sentido el APL  amplía el plazo hasta 60 meses para recuperar los derechos de cobro de la prestación por desempleo, es decir, si el autónomo se ve obligado a cesar su actividad podrá recuperar el paro acumulado en un plazo de cinco años. La medida sólo se  aplicará a aquellos parados que opten por el emprendimiento y no hayan consumido el total de la prestación por desempleo que les correspondiese en el momento de darse de alta en el RETA, un grueso que se calcula se situará en el entorno de los 90.000.

El Gobierno también incentivará la conciliación, especialmente la de los TRADES (Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes)  que necesiten contratar. En este sentido el nuevo Estatuto del Trabajo Autónomo recogerá en su título V los incentivos para la conciliación de la vida profesional y familiar anunciados por el presidente del Gobierno Mariano Rajoy durante el Debate sobre el Estado de la Nación. También se mejora el periodo de bonificación de cuota para los autónomos colaboradores hasta 24 meses, cabe recordar que este tipo de autónomos sólo cotizan por el 50 por ciento de la tarifa general y que desde que puso en marcha esta bonificación se han dado de alta más de 31.000 autónomos colaboradores.

Tránsito razonable

El APL ha sido bienvenido por parte del colectivo de autónomos, Sebastián Reyna, secretario general de Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), califica la norma como de “tránsito razonable al autoempleo”. Aún así son medidas que no van a afectar a los autónomos actuales “se está legislando para los autónomos del futuro”. Una opinión que también es compartida por Lorenzo Amor el presidente de Ata (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos) insiste en la idea de que “el nuevo modelo de incentivos favorecerá que durante los próximos años el crecimiento de autónomos esté en el entorno de los 120.000 al año”.

No obstante tal y como ha explicado la ministra Fátima Bañez todavía “queda mucho camino por recorrer”  y se deben continuar profundizando en la “reforma silenciosa del mercado laboral con una segunda oleada de medidas” en la misma línea de la modernización de las políticas anuales de empleo y la formación.