Noticias

El Gobierno se queda solo para defender unos presupuestos “irreales” y con “trampas”

Con excepción de UPN los grupos de la oposición han presentado 12 enmiendas a la totalidad

Los de 2016 serán recordados por ser “los presupuestos más sociales” y también los más rechazados. Hace apenas cinco horas finalizaba el plazo para que los distintos grupos políticos presentasen sus enmiendas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año próximo. No ha habido sorpresas, con excepción de Unión del Pueblo Navarro (UPN), los partidos de la oposición han dado el “no” rotundo a unos presupuestos que han calificado de “irreales”.

En concreto han sido 12 las enmiendas a la totalidad que el Presidente de la Comisión de Presupuestos, José Enrique Serrano Martínez, ha trasladado a su homólogo del Congreso, Jesús Posada, 7 de ellas correspondientes las iniciativas de los representantes del grupo mixto.

Las principales alegaciones para enviar ‘de vuelta’ el anteproyecto de Ley se centran en la continuidad de las políticas de austeridad del Gobierno que, al extracto de las 89 páginas presentadas por los distintos grupos, implicará nuevos recortes en gasto social e inversiones. Tesis que justifican a partir de la rebaja del 4,4 por ciento (5.666 millones de euros menos que en 2015) de las distintas administraciones, cuyo objetivo es la reducción del déficit público hasta el 2,8 por ciento del PIB, tal y como nos exige Bruselas, y que afectará de forma más acusada a las Comunidades Autónomas, que son precisamente las que tienen competencias en materias como sanidad o educación.

Electoralistas y “malos para España”

Otra de las coincidencias de los grupos es la del carácter electoralista de los mismos. En este sentido el Grupo Socialista acusa al Gobierno de “romper el ciclo parlamentario y democrático que se ha respetado desde 1.978” y hace referencia al artículo 134.4 de la Constitución Española que “garantiza la existencia de Presupuestos, mediante su prórroga automática”.

A la anterior se añade otra denuncia, la de “la ocultación del déficit real en 2015, una de las mayores trampas de estos Presupuestos”. Según el alegato del PSOE el ajuste que se debe realizar ascendería a más de 20.000 millones de euros, que de cumplirse las previsiones de 13.000 millones de euros en ingresos públicos conllevaría un recorte de 10.000 millones de euros en la Administración “que coincide con el regalo fiscal que el Gobierno del PP ha realizado a la rentas más altas”.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, su portavoz, Antonio Hernando, ha afirmado que los PGE de 2016 “son malos para España y para los españoles” y ha instado al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy a que “dé la cara sobre estos presupuestos insolidarios y los recortes que van a suponer”.

Por su parte el portavoz económico de Izquierda Plural pide “más protagonismo del gasto público” en unas cuentas que están al servicio de los mercados y la troika. Rosa Díez, portavoz parlamentaria de UPyD, ha recurrido de nuevo al “brindis al sol” del Ejecutivo, que no traslada el “triunfalismo” de la recuperación a unos Presupuestos “continuistas e insolidarios”  y sin embargo “sigue alimentando el despilfarro” autonómico.

La Seguridad Social tampoco cuadra

Tampoco convencen a los grupos las cifras correspondientes al presupuesto de la Seguridad Social. Los socialistas califican de “fantasía” las previsiones de crecimiento del 6,7 por ciento en las cotización dados los resultados que se están produciendo en este año, en el que crecen a un ritmo de tan sólo el 1,3 por ciento.

Por otra parte, los catalanes de Convergencia (CDC), se lamentan de lo antisocial e injusto de los presupuestos con Cataluña. Asimismo han recalcado la “obsesión centralizadora” del Gobierno, al que acusan de orquestar “una comedia orientada a confundir a los ciudadanos” y de impedir cualquier cambio de modelo productivo. Algo en lo que también coincide el Grupo Socialista que explica que “no hay una apuesta por las fuentes permanentes de crecimiento económico” lo que se demuestra con el “exiguo crecimiento del 2 por ciento de la I+D+i civil” o con el crecimiento del 1,9 por ciento de los recursos destinados a la internacionalización de la economía cuando “desde los niveles de 2011 se ha reducido más de un 20 por ciento”.

Pleno del Congreso

Serán los próximos martes 24 y miércoles 25 cuando Cristobal Montoro defenderá en el Pleno del Congresos el proyecto de Ley de Presupuestos. A partir de ahí los grupos tendrán hasta el día 27 de agosto a las 14:00 para registrar las enmiendas parciales que se incorporarán al texto los primeros días de septiembre. El resto quedará pendiente de debate entre el 7 y 11 de septiembre.

De cumplirse el calendario los presupuestos se aprobarán en Pleno la semana de 19 al 23 de octubre, coincidiendo con las fechas que se barajan para la disolución del Gobierno y la convocatoria de elecciones generales.