Política Sectores

El Gobierno se viene arriba y aprueba un “cuadro macro” con crecimientos del 3%

El 2018 se alcanzará el equilibrio presupuestario y los 20 millones de ocupados

“Aseguramos la solidez del crecimiento y confiamos no sólo en el cumplimiento de los objetivos, sino también en su mejora”, así de optimista se mostraba el ministro de Economía Luis De Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer por la tarde. Según las previsiones del programa de Estabilidad Presupuestaria 2015- 2018 que se remitirá a Bruselas, el Ejecutivo espera que España crezca a ritmos cercanos al 3 por ciento.

El Gobierno fía la buena marcha de la economía a la mejora de las exportaciones así como del consumo interno. Las ventas a los mercados internacionales crecerán este año un 5,4 por ciento (1,1 punto más que en 2014), sin embargo será en 2016 cuando se alcanzará el máximo del 6 por ciento. En palabras del ministro de Economía en la ganancia de competitividad del sector exterior, serán decisivos “la estabilidad en los precios y el tipo de cambio euro – dolar”, así como los precios del petróleo que “se mantendrán por debajo de los 70 dólares”.

En cuanto al consumo privado, 2015 cerrará con una progresión del 3,3 por ciento, muy a la par con el 3,2 por ciento de contribución al crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) previsto para la demanda nacional. No obstante, el cuadro macro recoge ajustes de hasta 8 décimas menos en el consumo privado para el periodo 2016 – 2018, año en el que se marcará el mínimo del 2,5 por ciento -sólo una décima más que en 2014-.   Aún así la demanda nacional se mantendrá estable con variaciones de entre el 2,9 y 3 por ciento.

El entusiasmo de Luis De Guindos se contagiaba tanto a su colega de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, como a la propia vicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría, al referirse al equilibrio presupuestario, que según el Gobierno, se alcanzará en 2018, año en el que las Comunidades Autónomas habrían cumplido el objetivo de déficit cero y la deuda del total de la Administraciones Publicas se habrá reducido hasta el -0,3 por ciento.

La mejora del mercado laboral y del empleo también arrancaron más de una sonrisa entre los protagonistas del Consejo. El documento que se enviará a Bruselas recoge que en 2018 y en términos de EPA (Encuesta de Población Activa) se alcanzarán los 20 millones de ocupados y el paro se habrá reducido hasta el 15,6 por ciento . “Se ha dado la vuelta a una inercia de destrucción de empleo” explicó de Guindos, pero la recuperación no es completa y por eso el Gobierno mantiene como prioridad en su agenda concluir con las reformas iniciadas y adoptar las necesarias para consolidar el crecimiento, “no vamos a cesar en el cumplimiento del programa de reformas”.

Más gasto público

La intervención de Cristobal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas también dio bastante de sí. “El gasto público puede crecer pero menos que el PIB”. De hecho según las previsiones del cuadro macro el consumo del conjunto de las Administraciones Públicas pasará del 0,1 por ciento en 2015 y 2016 al 1 y 1,5 por ciento en 2017 y 2018 respectivamente.

Lo que sí decrecerá según los pronósticos del Gobierno es la deuda pública, que se reducirá de forma progresiva durante los próximos 3 años, desde el 98,9 por ciento con el que se cerrará 2015 hasta el 93,2 por ciento de 2018. Ésto mermará también nuestra necesidad de financiación externa a tasas del 0,3 por ciento (4,2 actualmente).

Hablando de deuda, el ministro Montoro bajó un escalafón, y no quiso olvidarse de la que toca a la economía real “los hogares han reducido su desapalancamiento en 125.000 millones de euros y las sociedades financieras en 258.803 millones (21 por ciento más que en 2014). Además el crédito empieza a fluir”, concluyó.