Nacional Noticias Política

El Gobierno usará una partida extraordinaria para hacer frente a los flujos de inmigración

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social aprobará un plan de choque para hacer frente a la inmigración, debido a que la partida presupuestaria destinada a controlar el flujo de migrantes previsto para 2018 no es suficiente para resolver la creciente llegada de personas llegadas por mar, según informaron fuentes del Ministerio.

El plan de choque doblaría el dinero presupuestado en tres partidas concretas: la asistencia a pie de playa o puerto, donde el Gobierno colabora con ONG como Cruz Roja; la atención humanitaria e integración de los inmigrantes; y los centros de acogida y derivación.

El dinero presupuestado por el anterior Gobierno para hacer frente al flujo de inmigrantes previsto para este año está a punto de agotarse y se requiere una partida extraordinaria, indicaron las mismas fuentes. En 2017 se registraron un total de 31.731 solicitudes de protección internacional, mientras que a julio de 2018 el número de solicitudes ya ha alcanzado la cifra de 20.781.

Asimismo, fuentes del Ministerio subrayaron que todas la políticas migratorias del Ejecutivo tendrán como base una “mirada europea”, centrada en el fortalecimiento de los lazos comunitarios y alejada de la ruptura unilateral con Europa por parte de algunos países de la Eurozona.

A este respecto, el Gobierno español buscará apoyos en sus principales aliados europeos que han manifestado la intención de abordar el flujo de inmigración, como, por ejemplo, Francia y Alemania. Del mismo modo, también negociará con países que se encuentran fuera de Europa, como Marruecos, con el que el Ejecutivo llegó a un acuerdo bilateral de colaboración.