Destacado Economía Nacional Noticias Política

El gobierno vasco insta a tomar medidas para evitar una “burbuja” de los alquileres

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, afirmó este miércoles en Bilbao durante el ‘Fórum Europa Tribuna Euskadi’ que es necesaria una modificación de la actual Ley de Arrendamientos Urbanos e instó al Gobierno de España a realizar los cambios que permitan aumentar de tres a cinco años los contratos de alquiler para dar “mayor estabilidad y certeza” a la relación entre inquilinos y arrendatarios y, de esta forma, contrarrestar la burbuja de alquiler.

Durante un encuentro informativo organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, Arriola apostó por la ampliación de tres a cinco años de los contratos de alquiler y aseguró que así lo expuso ante el ministro de Fomento en la última Conferencia Sectorial de Vivienda celebrada en Madrid “porque es en el Congreso de los Diputados donde debe reestablecerse el rumbo y hacer frente a una situación que presenta derivas preocupantes”.

“Hay propuestas encima de la mesa ahora mismo que deberían ser debatidas, hay urgencias sociales que exigen encontrar soluciones”, añadió. También el consejero del Ejecutivo vasco se lamentó de que “con tanto ruido ambiental, no parece que quienes tendrían que tomar medidas estén entendiendo estas necesidades del momento”.

Arriola instó también a las distintas administraciones a establecer los instrumentos y mecanismos necesarios para poder llevar a cabo las políticas de vivienda contempladas en la Ley de Vivienda del 2015 y frenar la amenaza de una nueva burbuja inmobiliaria. “La política de vivienda debe ser esencialmente social y atender de forma prioritaria las necesidades de la ciudadanía”.

Para ello, Arriola propone establecer unos precios de referencia por metro cuadrado para las viviendas de alquiler, en función de su situación y características, en colaboración con los ayuntamientos. También se mostró a favor de la implementación de medidas fiscales que “contribuyan a apuntalar el sistema del bienestar en materia de vivienda”, como la rebaja o recargo sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles de las viviendas arrendadas, en función de que se superen o no los precios de referencia y el establecimiento en el caso del IRPF y el Impuesto de Sociedades, de un tipo progresivo en los rendimientos derivados del alquiler de vivienda.

El Plan Director del departamento de Vivienda del Gobierno Vasco tiene como misión impulsar el parque público de vivienda en alquiler, promover la cohesión social, evitando la aparición de guetos, y atender, de forma especial, a la emancipación de las personas jóvenes y a la mejora de la calidad de vida de las personas mayores mediante la mejora de la accesibilidad y la eficacia energética de los edificios.

El Plan Director de Vivienda de Euskadi 2018-2020 cuenta con un presupuesto consolidado de 1.119 millones de euros y es, en su opinión, “la mejor herramienta para actuar directa e indirectamente sobre el mercado de la vivienda, a fin de mejorar la situación residencial de la población en general, y en especial, de incrementar las posibilidades de acceso a una vivienda de las personas con mayores dificultades, ofreciendo soluciones adaptadas a las necesidades de vivienda de estos colectivos”.