Opinión

El hombre más rico de Ucrania y la sirena de la paz

El hombre más rico de Ucrania ha comenzado una particular protesta contra los líderes prorusso de la autoproclamada república de Donetsk. Rinat Ajmétov, propietario del mayor conglomerado industrial de la región ha movilizado a decenas de miles de trabajadores para pedir la paz.

Una sirena ha hecho retumbar los cimientos de Donesk. Salía de una de las mayores fábricas de la zona ocupada y lejos de anunciar un bombardeo, ha sonado pidiendo la paz contra los insurgentes prorrusos.

El magnate ucraniano, dueño de la mayor industria del país, ha utilizado todas las compañías de holding que posee para forzar a los rebeldes a abandonar las armas y devolver a Kiev la autoproclamada república.

Es más, cientos de seguidores de uno de los clubes de propiedad del multimillonario, el popular Shakhtar Donetsk, han iniciado una “Marcha por la Paz” que durante 20 minutos ha pedido el fin del conflicto.

Todo porque tanto la economía de la zona, como la industria, e incluso el fútbol han visto como la crisis que brota de la capital ha provocado un enorme freno en su actividad. Es una de las demandas de Rinat Ajmétov, que acusa a los prorrusos de poner en peligro además “miles de puestos de trabajo”.