Economía

El Ibex 35 conserva los 11.000 enteros, pero se deja un 0,52% en la semana

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un avance del 0,2%, lo que ha llevado al selectivo a conservar los 11.000 enteros (11.033,8). Sin embargo, el índice ha recortado un 0,52% en la última semana.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 90,2 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,105%, mientras que en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0524 dólares.

Grifols ha cerrado la sesión encabezando el ranking de subidas con ganancias del 3,73%, seguido de Indra (+3,4%), Gamesa (+2,06%), Inditex (+1,9%) y Red Eléctrica (+1,35%).

Sabadell se ha vuelto a convertir en el ‘farolillo rojo’ de la jornada con un recorte del 2,2% después de anunciar su intención de hacerse con el británico TSB, filial de Lloyd’s, por 2.400 millones. Tampoco han conseguido mantener el tipo Repsol (-2%), lastrado por la caída de los precios del petróleo, ArcelorMittal (-1,9%), FCC (-1,3%) y Abengoa (-0,8%).

El signo negativo se ha impuesto entre los grandes valores y ha lastrado el avance de Repsol, Telefónica (-0,26%), Santander (-0,21%) e Iberdrola (-0,06%). Inditex, BBVA (+0,49%) y Endesa (+0,14%) han cerrado en positivo.

De este modo, el Ibex se ha mantenido en línea con las principales plazas del Viejo Continente: Francfort ha subido un 0,82%, París un 0,4% y Londres ha recortado un 0,36%.

IAG, el valor más fuerte

En los últimos cinco días IAG se ha consolidado como uno de los valores más fuertes del parqué nacional gracias a las nuevas estimaciones de tráfico aéreo y a los buenos datos de turistas en los primeros meses del año.

Gamesa, Grifols y Técnicas Reunidas lideraron las subidas en el Ibex 35 junto a Mediaset, donde la presión compradora continúa reforzando las buenas estimaciones en lo que a gasto en publicidad por parte de las empresas se refiere, según analistas.

En el lado negativo ha destacado Repsol, que se ha visto muy afectado por las caídas del crudo. Tampoco ha evolucionado de manera positiva Abengoa, que presentó significativas caídas en una clara recogida de beneficio por parte de sus accionistas.

Uno de los valores que más ha sufrido en las últimas jornadas ha sido Sabadell tras anunciar la intención de comprar TSB. “Como siempre ocurre en este tipo de grandes operaciones corporativas, la entidad compradora es la que más sufre en las plazas bursátiles. Teniendo en cuenta esta situación y también el entorno en el que se está moviendo la banca en nuestro país, consideramos que existen mejores alternativas sectoriales para apostar por nuestro país”, ha señalado el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros.

El Ibex, discreto

Esta semana ha comenzado el programa de compra de deuda soberana impulsado por el Banco Central Europeo (BCE) que ha dado alas a las principales plazas europeas. Sin embargo, el Ibex ha mostrado un comportamiento mucho más discreto.

El analista de IG Daniel Pingarrón ha explicado que el selectivo, pese a contar con un potencial objetivo superior al de la mayor parte de los selectivos europeos –mayor crecimiento de los beneficios empresariales, mejor cuadro macroeconómico, mayor elasticidad al QE–, no ha subido con fuerza.

A su juicio, esto se debe a su composición sectorial, de mayoría bancaria, y a los comicios electorales que hay convocados para este año, que podrían aumentar la inestabilidad en el país.

Consolidar los 11.000 puntos

Por su parte, Sánchez-Matamoros ha apuntado que esta ha sido una semana de consolidación de niveles para el índice en la línea de los 10.800 y los 11.000 puntos. “Semana tranquila y con poca volatilidad en la que el Ibex se dejó un tímido 1%, mientras que acumula una rentabilidad en 2015 que supera el 7%”, ha indicado.

Para la semana que viene, el experto estima que el escenario más razonable volverá a ser la vuelta a los números verdes para las principales plazas mundiales. En el caso del Ibex 35, vaticina una nueva tentativa para superar los 11.250 puntos. “En caso de que la lateralidad continúe algunos días más, vemos bastante poco probable que la presión vendedora mande al índice hasta más abajo de los 10.670 puntos”, ha indicado.

Europa Press