Economía

El Ibex35 se deja un 1,76% y cierra en los 10.157 puntos

Foto: Alberto Carrasco
Foto: Alberto Carrasco

Nueva jornada de alta volatilidad para las bolsas. El Ibex ha mantenido el tono negativo durante toda la sesión, aunque éste se ha visto recrudecido con varios datos macroeconómicos y la apertura a la baja en las bolsas americanas.

Los recortes han sido de cerca del -1,70% en las principales plazas salvo para el FTSE-100 británico (-0,25%) o el MIB italiano, que ha sido el más castigado (-2,87%) y ha perdido ya los niveles en los que cerró 2013. Los peores sectores hoy han sido el bancario y el de las eléctricas, después de que los resultados del 3T de Enel y E.ON hayan defraudado.

Hoy el Banco de Inglaterra ha rebajado las previsiones de crecimiento para este año. Además,  el dato de producción industrial de septiembre en la Eurozona ha quedado una décima por debajo de lo previsto: +0,6% vs +0,7% estimado. Sin embargo, se ha revisado al alza la variación del mes anterior desde -1,8% hasta -1,4%.

Muy pocos valores han evitado los números rojos dentro del Ibex. Entre ellos Abengoa (+0,14%), que ha presentado al cierre sus cuentas trimestrales, por lo que será mañana cuando tengan efecto en su cotización. El resultado operativo (ebitda) ha sido de 1.701 Mn€, un 24 % más que en el mismo periodo de 2013, mientras que el beneficio después de impuestos se sitúa en 100 M€, un 38 % más que en el mismo periodo del año anterior. La cartera de ingeniería y construcción de 7.300 M€, con un crecimiento del 3 % respecto a 30 de septiembre de 2013.

En zona de ganancias también se han colocado Técnicas Reunidas (+0,95%) y Jazztel (+0,08%). Por su parte, Telefónica ha caído un leve -0,08% a pesar de haber estado buena parte de la sesión en verde. La operadora había presentado antes de la apertura los resultados trimestrales, que han sido algo mejor de lo que esperaba el consenso. Del lado de las caídas Sacyr, que mañana presenta resultados,  se ha llevado la peor parte (-5,95%). Tampoco ha sido una jornada buena para el sector bancario, que ha registrado descensos superiores al -2% en todas las entidades.

Dentro del mercado de renta fija primario hemos contado con dos noticias relacionadas con emisiones de Banco Santander y Gas Natural. En el caso de la primera, se ha sabido que Banco Santander ha lanzado una emisión de cédulas hipotecarias coincidiendo con el programa de compra de activos del BCE. El organismo se ha comprometido a comprar este tipo de activos tanto en el mercado primario como secundario con el fin de dotar de liquidez al sistema, especialmente a las entidades de crédito. Con este tipo de operaciones los bancos titulizan derechos de cobro y los sacan de su balance, por lo que al eliminar riesgos de impago pueden destinar el montante recibido para otros fines. El objetivo del BCE es que lo utilicen para conceder crédito tanto a particulares como a empresas.

El caso de Gas Natural es diferente. Ha cerrado una emisión de deuda híbrida de 1.000 Mn€. Este tipo de deuda poco habitual es similar a las participaciones preferentes, aunque en esta ocasión van dirigidas sólo a inversores profesionales. Éstas tienen la particularidad de que sus tenedores podrían no recibir el cupón anual en caso de que la gasista no genere beneficios y por ello se emiten con un cupón bastante elevado (4,125%) teniendo en cuenta el actual contexto de tipos. . Tiene el añadido de que Gas Natural se guarda el derecho de amortizarlas en 2022 si les conviene. Además, son muy del gusto de las agencias de calificación ya que se consideran no sólo deuda sino capital, de ahí que se denomine emisión ‘híbrida’.

Self Bank