Economía

El Ibex avanza con paso firme con el objetivo de cerrar el trimestre por encima de los 11.600 puntos

En Europa, los principales índices cotizan con signo mixto en la última sesión de marzo. Es precisamente el Ibex el más alcista (+0,49%), seguido por las bolsas francesa e italiana. Mientras tanto el DAX retrocede un -0,15%.

En la sesión de ayer las bolsas de Wall Street se dejaron llevar por el optimismo en Europa y por una serie de operaciones en el campo de las fusiones y adquisiciones. El Nasdaq subió un +1,15%, el S&P500 un +1,22% y el Dow Jones un +1,49%, en lo que supuso para este último el mayor avance diario en dos meses.

Con el primer trimestre prácticamente finalizado, las bolsas se empezarán a  fijar próximamente en las presentaciones de resultados empresariales. En Estados Unidos Alcoa iniciará la temporada el día 8 de abril. El consenso pronostica que la fortaleza del dólar pase factura a las compañías americanas, y prevé un descenso del -5,8% del beneficio de las compañías del S&P500 por primera vez desde 2009.

En el mercado de divisas, el eurodólar retrocede hasta el 1,075. En el de deuda, la prima de riesgo española vuelve a los 102 puntos básicos. Por otro lado, el petróleo se mantiene en niveles similares a los de ayer, con el barril de Brent negociándose por 54 dólares.

Dentro del Ibex los más castigados son los bancos, con Popular a la cabeza (-1,71%). DIA lidera los avances (+2,55%), seguido por Ferrovial (+2,13%), que celebra un acuerdo con varios bancos con el que amplía una línea de financiación, extiende hasta 2020 su vencimiento  y además reduce el tipo de interés a pagar.

El sector turístico sigue mostrando el buen tono que le ha hecho ser uno de los más alcistas en lo que llevamos de 2015. Amadeus sube cerca de un 1% hoy, alcanzando máximos históricos. Por su parte, AENA supera por primera vez los 90 euros por acción, por lo que su revalorización desde que debutara en bolsa hace unas semanas es del 55%.

Además de las negociaciones sobre la deuda griega, los mercados estarán pendientes de datos macroeconómicos como la tasa de desempleo y el IPC de la Eurozona, sin olvidar algunas referencias en Estados Unidos. Al otro lado del Atlántico se dan a conocer el PMI de Chicago y la confianza del consumidor, un dato que seguirán de cerca los miembros de la Reserva Federal, ya que la fortaleza del consumo interno en Estados Unidos compensaría el efecto de la subida de tipos.

SELF BANK