Economía

El Ibex cierra agosto con una caída acumulada del -8,2%

Este se recordará como el peor mes para el Ibex desde mayo de 2012. Nos las prometíamos muy felices cuando vimos el tema de Grecia aparcado desde finales del mes pasado. Sin embargo, a la volatilidad habitual del mes de agosto se unieron una serie de cifras que apuntaban a una desaceleración mayor de la esperada en China, lo que empezó por afectar a las bolsas locales y acabó por tener serias consecuencias en el resto de plazas mundiales, en los mercados de divisas y en los de materias primas.

En la sesión de hoy hemos podido apreciar un volumen de negociación especialmente bajo, que se explica en parte por la festividad en Londres, sede de multitud de fondos de inversión. El Ibex (-0,91% hasta los 10.259 puntos) ha sido el peor parado de entre los principales índices de la zona euro: DAX alemán -0,3%, CAC francés -0,4% o Eurostoxx -0,5%.

Al igual que en la tormenta de la semana pasada, el bono español se ha mantenido sin grandes variaciones a los largo de la jornada. Al cierre, la prima de riesgo cotiza en la zona de los 130 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 2,10%.

En Wall Street las bolsas han abierto a la baja, con descensos similares a los vistos en Europa. Todo ello en medio de las especulaciones sobre la fecha en la que se comenzarán a subir tipos de interés. Si el lunes pasado la bajada del precio del barril Brent hasta los 40 dólares hacía pensar en un retraso en la decisión de la Reserva Federal, vemos cómo ahora ha vuelto a los 50 dólares, por lo que vuelven a ser muchos los que apuestan por el 17 de septiembre como fecha en la que se anuncie de manera oficial un incremento de los tipos. Prueba de ello es la subida del dólar en los últimos días. Su cruce frente al euro ya se encuentra en el 1,12, y bajando…

Dentro del Ibex han sido ocho los valores que han finalizado en verde. Es el caso de las siempre volátiles Abengoa B (+3,9%) e Indra (+1,1%). Las pérdidas han venido encabezadas por Arcelormittal (-4,3%) y Repsol (-3,4%), que está pendiente de que se haga una revisión de los 50 valores que cotizan dentro delíndice Eurostoxx. La petrolera corre peligro de salir. La que casi seguro dejará de formar parte de este selectivo es la eléctrica alemana RWE.

En España, la constructora Sacyr ha presentado al cierre un beneficio de 61,7 millones de euros en el primer semestre. Esta cifra supone un 1,6% más que el año pasado y excluye la operación de venta de sus filial inmobiliaria Testa. Además, ha comunicado que volverá a repartir dividendo tras varios años sin hacerlo.

Otra que ha presentado resultados ha sido Euskaltel. Esta mañana ha  anunciado un incremento del 4,3% en el Ebitda y un beneficio después de impuestos ajustado (excluye los gastos de la salida bolsa de hace unos meses) de 23,1 Mn€, comparados con los 15,5 Mn€ del mismo periodo del año anterior.

El IPC estimado del mes de agosto de la eurozona ha mostrado un crecimiento de 0,2%, superando ligeramente a su dato estimado de 0,1%. Las materias primas siguen presionando a la baja los precios, y aunque el dato de inflación aún queda lejos de estar cerca del objetivo de 2% perseguido por el BCE, el crecimiento de 0,2% muestra la salida de la temida deflación.

En EE.UU., el índice de compras de gestores de Chicago ha sido de 54,4, ligeramente inferior a su dato estimado (54,5) y anterior (54,7).

Felipe López-Gálvez, Selfbank