Economía

El Ibex cierra la semana con un descenso acumulado del 5,1%

Poco ha durado el efecto de las palabras de Draghi en la reunión de tipos del BCE de ayer. Tras una caída de más del 2% en la bolsa de Japón esta madrugada, ya desde primera hora la sesión se aventuraba bajista para el resto de bolsas. Europa ha abierto con pérdidas del 1% que se han ampliado tras conocerse al mediodía el informe de empleo al otro lado del charco, en lo que ha sido  la cita subrayada del día.

El Ibex, que ha perdido hoy un -2,20% hasta los 9.821 puntos, ve prolongar su racha bajista. En el cómputo de la semana, los descensos han sido superiores al 5%. Estos superan a los registrados por el resto de bolsas europeas, con descensos semanales del -2,5% de media. La explicación puede ser la creciente preocupación sobre Latinoamérica, una región en la que nuestras empresas tienen mucha presencia.

En una semana que tenía que haber servido para confirmar que los temores sobre la desaceleración de la economía china eran exagerados, hemos continuado  viendo más episodios de volatilidad. Tratar de predecir el comportamiento de los mercados durante los próximos meses es un ejercicio complicado. A buen seguro seguiremos viendo vaivenes por la incertidumbre que generan los países emergentes, los bancos centrales y el calendario de elecciones que tenemos por delante.

El informe oficial de empleo de agosto ha deparado más luces que sombras, y ha intensificado el debate sobre la idoneidad de subir tipos en la reunión de la Reserva Federal del día 17.

Más allá de la preocupación del organismo por las perspectivas de la economía mundial, lo cierto es que si bien la creación de nóminas ha sido inferior a la prevista (173.000 vs 215.000 estimadas), se ha revisado al alza la cifra de los dos meses anteriores en un total de 44.000 nóminas. Además, la tasa de paro cae una décima más de lo previsto hasta el 5,1% (en niveles de abril de 2008) y los salarios crecen a un mejor ritmo de lo que se preveía (+2,2% vs +2,1% estimado). Acertada o no, con este panorama en el mercado laboral, la subida de tipos estaría justificada.

El euro se ha mantenido sin variaciones en los 1,11 dólares, mientras que la prima de riesgo sí ha repuntado hasta los 140 puntos básicos más por culpa del bono alemán (caída de la rentabilidad bono a diez años hasta el 0,67%) que del español (en el 2,07%).

Abengoa sigue volando libre. Y no sería de extrañar que lo siga haciendo hasta que aclare las condiciones de la ampliación de capital que pretende hacer. Con el resto del mercado en rojo, sus títulos han subido hoy un 3,3%. Junto con IAG (+0,14%), ha sido la única que ha cerrado en verde dentro del Ibex.

Con caídas superiores al 4% se han situado valores como Sacyr, Arcelomittal y Sabadell. En una jornada negativa para el sector bancario, Bankia se ha dejado un -3,5% a pesar de que Luis de Guindos ha dicho que el actual gobierno no venderá más acciones de las que posee el FROB, alegando entre otras cosas que su precio en bolsa no refleja su valor real. Sus acciones cotizan en los 1,02 euros, frente a los 1,51 a los que colocó su último paquete y los 1,60 que marcan sus máximos post nacionalización.

La socimi Obsido, enfocada a l sector turístico, ha debutado en el MAB sin apenas volumen a un precio de 19,40 euros y una capitalización bursátil de poco más e 20 Mn€.

Las bolsas de China y Estados Unidos gozan de un puente que no disfrutaremos en Europa. China cerró jueves y viernes, por lo que lo lógico será que registre el lunes las caídas que se ha ahorrado en estas dos sesiones. Por su parte, Wall Street cerrará sus puertas el lunes, día en que se celebra el Día del Trabajador en Estados Unidos.

Felipe López-Gálvez, Selfbank