Destacado Economía Empresas Noticias

El IBEX: Es tiempo de cosecha

Por Joaquín Robles, analista de XTB

 

El selectivo español sufrió otra semana de caídas arrastrada por la fortaleza del euro, la incertidumbre política y en mayor medida por la corrección en Wall Street. La pérdida superó el 5%, y en las dos últimas semanas ha cedido más de 800 puntos para volver justo a los niveles en los que estaba hace un año. A pesar que nada parece estar interrumpiendo la buena evolución de la economía a nivel global, los inversores se decantan por las ventas ante lo que podría ser una recogida de beneficios ante la sensación de sobrevaloración en las acciones norteamericanas. El Ibex 35 se vio contagiado, y no pudo frenar esta oleada de ventas que no se corresponde con la evolución de las empresas que lo componen.

En el plano empresarial destacar que tan sólo Siemens Gamesa finalizó la semana en positivo, y es que las caídas fueron generalizadas y no se centraron en ningún sector en concreto. Metrovacesa se volvió a estrenar en bolsa y tampoco pudo evitar las caídas, condicionada por el momento en el que nos encontramos. La inmobiliaria controlada por Santander y BBVA demostró contar con el apoyo de los gestores de fondos en su oferta pública de venta, a pesar que los informes previos consideraban que podría estar sobrevalorada. Mientras su sector sigue gozando de muy buenas previsiones para lo que resta de año, gracias al momento del ciclo expansivo en el que se encuentra la economía española.

Respecto a los resultados empresariales presentados durante esta semana, Gas Natural sigue mostrando debilidad a nivel operativa, mientras crece la presión por la posibilidad de un recorte en los ingresos regulados. Mapfre presentó una caída de beneficios de en torno al 10% a causa de los desastres naturales producidos en el final del pasado año. Acciona fue suspendida de cotización mientras subía más de un 3%, por lo rumores de que estaría cerca de vender una planta energética valorada en 1.500 millones que mantiene en el Reino Unido.

Por otro lado, Cellnex, fue una de las compañías más perjudicadas durante esta semana, con caídas cercanas al 10%, después de comunicar hace escasos días su intención de presentar un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a unas 200 personas de sus filiales Tradia y Retevisión, aproximadamente un 20 % del total de la plantilla de las dos compañías. Además sus inversores están pendientes de la continuidad de su actual presidente que deberá ser ratificado la próxima semana. Durante las futuras sesiones podemos comprobar si estas caídas están justificadas, o por el contrario y, como público esta semana el Banco Sabadell, es una de las empresas con mayor potencial de realización del selectivo español.

Durante esta semana, hemos podido comprobar, una vez más , la gran dependencia que tienen los mercados europeos de los americanos, que independientemente de la buena evolución de la economía del Viejo Continente, no son capaces de abstraerse de las caídas de Wall Street. Es difícil explicar con un único factor los fuertes descensos en los índices americanos. Por un lado, tenemos el fuerte trasvase de fondos de renta variable a renta fija, tratando de adelantarse a las próximas subidas de tipos y, por otro, la posibilidad de que tan sólo se trate de una corrección después de la subida vertical que han tenido los índices americanos durante los últimos 14 meses. El S&P y el Dow Jones han caído más de un 10% desde máximos, empujados por factores que ya se conocían con anterioridad. El mercado ya descontaba que la buena marcha de la economía provocaría nuevas subidas de tipos, y que estas subidas impulsarían la inflación, reduciendo los resultados empresariales. Por esta razón nosotros apuntamos a que se trata de una recogida de beneficios debido a las altas valoraciones de las acciones norteamericanas. La diferencia es que este movimiento ha arrastrado al resto de mercados mundiales que se preguntan dónde y cuándo se estabilizaran las caídas.

El Ibex 35 ha perdido durante esta semana niveles de máxima relevancia como lo eran los 10.000 y los 10.650 puntos, por lo que en estos momentos es muy difícil determinar dónde puede frenarse este movimiento bajista tan violento. El próximo nivel a vigilar son los 9.200 puntos, al que podría llegar la próxima semana, en el caso que continuaran las caídas en Wall Street. De cara a la próxima semana esperamos una estabilización en los mercados de renta variable y que el selectivo español pueda recuperar la zona por encima de los 9.650 enteros, que en el pasado actuó de fuerte soporte.