Economía

El Ibex intenta amarrar los 9.000 puntos

Wall Street culmina la sesión del martes con subidas del +0,72% para el Dow Jones, +0,78% para el S&P 500 y +1,03% para el Nasdaq.

La estabilización del yuan parece haber dado un respiro al mercado, algo que no ocurría con el precio del petróleo, que ayer cayó por debajo de los 30$, niveles no vistos desde diciembre de 2003.

Más contundente ha sido el repunte de +2,88% del Nikkei japonés, que se alza hasta 17.715 puntos. No ha conseguido lo mismo la bolsa china, que durante una buena parte de la sesión ha cotizado en verde, pero que en la última parte de la misma se ha desinflado hasta acabar con nuevas pérdidas.

Las bolsas europeas parecen dispuestas a compartir este optimismo y a primera hora suben con fuerza. El DAX se anota +1,27%, el CAC francés +1,17%, el MIB italiano +1,2% y el Footsie londinense cerca de un +1%.

Sainsbury ha comunicado un retroceso de las  ventas comparables en el 3T de su ejercicio 2016, excluyendo gasóleo, del -0,4%, frente a la caída estimada por los analistas de -0,6%. Las ventas minoristas totales han crecido un 0,8%, en línea con las estimaciones de los expertos.

Sodexo ha batido las previsiones del consenso, al conseguir en el 1T2016 unas ventas de 5.570 Mn€ vs 5.540 Mn€ estimados.

Las menores presiones en China y, hoy sí, el rebote del precio del crudo (el Brent sube +0,7% hasta superar los 31$/barril) juegan como aliados para fundamentar las subidas.

El Ibex 35 busca su segunda jornada de subidas, tras el tímido repunte de ayer que no fue suficiente para recuperar los 9.000 puntos. Sí lo hace hoy en la apertura, al subir un 1%. Todos los valores, a excepción de Gas Natural (-0,55%), cotizan en positivo, siendo algunos de los valores más castigados en jornadas previas los más beneficiados en la actual. Así, ArcelorMittal sube +2,34%, Sacyr +1,74% y Repsol +1,61%.

Entre los protagonistas empresariales nos encontramos a Telefónica, que ha llegado a un acuerdo con Mediapro que da por zanjada la guerra del fútbol y por el que podrá emitir la Liga y la Champions.

Las empresas españolas tendrás que hacer nuevos esfuerzos, ya que un cambio en las normas contables les obligará a incluir en 2019 en su deuda el coste futuro de los contratos de alquiler de sus activos operativos. Se estima que la deuda de las cotizadas crecerá con el nuevo criterio 40.000 Mn€ y afecta especialmente a compañías como IAG, Inditex, Santander, BBVA, Repsol, Meliá o Telefónica.

La prima de riesgo española baja hasta 123 puntos, mientras el bono a 10 años se mantiene en niveles similares a los de ayer, 1,83%.

Entre las citas más destacadas de la jornada está la producción industrial de la Eurozona de noviembre y el Libro Beige de la Fed.

Victoria Torre, Selfbank