Economía

El Ibex pierde un -0,26% y cierra por debajo de los 8.900 puntos

Tras una sesión muy volátil en la que las bolsas europeas han alternado las ganancias con los números rojos, los principales índices se han desinflaron en la recta final. Las caídas han ido desde el -0,69% en el CAC francés hasta el -0,25% del DAX alemán. Por su parte, el Ibex también ha cerrado en rojo: -0,26% hasta los 8.886 puntos.

La jornada ya pintaba mal desde esta madrugada, donde las bolsas de China volvían a registrar fuertes caídas. Los índices locales de Shanghai y Shenzhen han perdido más de un -5%, y el Hang Seng de Hong Kong otro -2,7%.

Lo más destacable de la semana será el inicio de la temporada de presentación de resultados en EE.UU. Esta noche al cierre la inaugurará la productora de aluminio Alcoa. Para el conjunto del índice S&P500 se espera una caída del -6,7% en el beneficio neto del trimestre recién concluido. Este se verá afectado principalmente por cuatro factores: fortaleza del dólar, debilidad del crecimiento global, aumento de costes laborales e impacto del bajo precio de las materias primas.

En el caso particular de España cada vez son más las casas de análisis que desaconsejan invertir en nuestro país hasta que se aclare la situación política. Reaccionando al acuerdo de gobierno in extremis en Cataluña, la prima de riesgo ha subido varios puntos básicos hasta los 126, por lo que se amplía la diferencia entre los que alemanes o italianos pagan por financiarse. El bono español a diez ha pasado a otorgar una rentabilidad del 1,80%.

Sin embargo, las compañías del Ibex más sensibles a un hipotético escenario con una Cataluña independiente no han sido ni mucho menos las peores de la sesión. Caixabank ha caído solo un -0,24% y Sabadell ha sido de las mejores al anotarse un +0,98%.

Sin noticias relevantes que pudieran afectar ni a la oferta ni a la demanda de crudo, el barril Brent vuelve a caer hoy y sigue batiendo récords negativos. Así pues, las petroleras han  prolongado sus descensos y las empresas ligadas al transporte han subido: la aerolínea IAG ha repuntado un +0,15% y Repsol se ha dejado un -2,16%, arrastrando a su accionista Sacyr (-3,27%).

Santander ha celebrado con un rebote del +1% un cambio de recomendación positivo por parte de los analistas de BNP. Aun así, su caída acumulada desde que comenzó el año es superior al -10%.

No le ha sentado bien a Liberbank el contrasplit que ha llevado a cabo hoy a razón de 1 acción por cada 3. En un día benévolo para el sector bancario, sus títulos han perdido hoy un -1,40%.

Hoy no hemos contado con referencias macroeconómicas de primer orden, aunque en España hemos sabido que la producción industrial creció un 4,2% interanual en el mes de noviembre, coincidiendo con las estimaciones del consenso.

Felipe López-Gálvez, Selfbank