Economía

El Ibex registra su mayor caída desde febrero

La jornada ha estado marcada por las caídas en casi todas las bolsas del mundo, especialmente en Europa. El Ibex se ha dejado un -2,44% que le dejan en los 8.387 puntos.

Es decir, el selectivo se encuentra mucho más cerca del `descenso´ (mínimos desde hace un año en 7.746 puntos -11 febrero-) que de los puestos de arriba (máximos de 11.806 puntos en abril de 2015).

Tras ver como el rebote de las bolsas se vio truncado una vez finalizaron los efectos positivos de las reuniones de la Fed y el BCE, los mercados comienzan a temer que se pueda producir una corrección más seria.

De los dos principales detonantes del desplome de enero (petróleo y China), vemos como la situación en China sí parece contralada por el momento pero no la del petróleo, que ha retomado una espiral bajista ante la posibilidad de que los principales países productores no alcancen ningún acuerdo en la reunión que celebrarán en Doha el 17 de abril.

Teniendo en cuenta la fuerte correlación entre petróleo y bolsa, una parte de la caída de hoy se explica por esta circunstancia. La otra se debe a los flojos datos macro conocidos hoy en Europa, a la mayor preocupación por el sistema bancario italiano y a las caídas que desde ayer se vivieron en las bolsas de EE.UU. y Asia.

Este conjunto de factores han propiciado en la sesión de hoy una huida hacia activos de menor riesgo como el oro y la renta fija de máxima calificación. Mientras el metal precioso subía cerca de un 1,3%, la rentabilidad del bono alemán a 10 años ha pasado a cotizar por debajo del 0,10% por primera vez en casi 12 meses. A raíz de este recorte y del aumento de la rentabilidad de la deuda de los países periféricos, la prima de riesgo española ha saltado a niveles cercanos a los 140 puntos básicos.

En Alemania han decepcionado los pedidos de fábrica de febrero, que se esperaba que creciesen un 0,3% respecto a enero pero que finalmente cayeron un preocupante -1,2%. Tampoco han acompañado las cifras de PMI servicios de la zona euro, que han pasado de 54 puntos a 53,1 puntos. Entre los pocos países que han batido expectativas se encuentra España, cuyo PMI servicios es el más elevado de las principales economías europeas: 55,3 puntos.

Lo que sí ha sorprendido gratamente ha sido el aumento del 2,4% en las ventas minoristas de la zona euro correspondientes a febrero, ya que el consenso apuntaba a un crecimiento de menos del 2%.

Wall Street se ha unido en su apertura a las caídas generalizadas que desde esta madrugada en Asia han empezado a registrar prácticamente todas las bolsas mundiales. No obstante, el dato de ISM no manufacturero ha amortiguado de alguna manera las caídas. Este indicador, que mide la salud de industrias como la construcción, el comercio minorista y las finanzas, ha saltado desde los 53,4 puntos de febrero hasta los 54,5 en marzo. Además, esta cifra supera las expectativas del consenso.

La bajada de tipos de esta mañana por parte del Banco de India (en 25 puntos básicos hasta el 6,5%) es otro ejemplo de la política expansiva que están llevando a cabo la mayoría de bancos centrales.

Felipe López-Gálvez, Selfbank