Economía

El Ibex rompe su racha de siete subidas consecutivas

Los inversores han optado por recoger beneficios en esta primera sesión de la semana, que ha estado marcada por una nueva subida en el precio del crudo y por el castigo al sector bancario.

 Los principales índices europeos han cerrado con pérdidas que han ido desde el 1,20 por ciento en el Mib italiano hasta el 0,28 por ciento en el Ibex, que ha perdido los 8.800 puntos. Sin embargo, nos hemos quedado con buen sabor de boca ya que los descensos han llegado a superar el -punto y medio en algunos momentos de la sesión.

 El precio del petróleo prolonga su recuperación tras subir cerca de un cinco por ciento. El Brent está en positivo en lo que llevamos de 2016 tras recuperar los 40 dólares por barril. Este ha arrastrado a petroleras como Repsol, que se consolida por encima de los 10 euros por acción tras subir hoy un 2,68 por ciento.

Con la vista puesta en el BCE

 El mercado sigue con la mirada puesta en la reunión del BCE del jueves, en la que el mercado está descontando que se lancen más estímulos. De la decisión de Mario Draghi dependerá que las bolsas continúen rebotando y que el eurodólar siga cayendo. A tres días de la reunión, el euro se cambia a 1,10 dólares.

 En el mercado de deuda la prima de riesgo española se ha mantenido sin grandes cambios en los 135 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años ofreciendo un 1,59 por ciento.

 Las dos mayores subidas de toda la bolsa nacional se han producido hoy en Abengoa y FCC. La constructora se ha disparado en 14 puntos y medio después de que Carlos Slim confirmase su intención de lanzar una OPA a 7,60 euros por acción, un precio similar al del cierre de hoy (en 7,55 euros). La operación de produce después de que Carlos Slim haya superado la participación del 30 por ciento en la compañía, el límite a partir del cual la ley establece que se debe presentar una OPA para no perjudicar los intereses de los accionistas minoritarios.

 Los títulos de Abengoa B han repuntado un 56 por ciento y se sitúan en máximos de 2016. Detrás de este movimiento están las conversaciones entre la compañía y sus acreedores, que probablemente finalicen con un acuerdo en el que habrá quitas de deuda y que implicará la entrada de bancos y bonistas en el capital de la compañía.

Descenso en las entidades financieras

 Todos los bancos cotizados han finalizado la sesión con descensos, al verse contagiadas por los problemas que atraviesan sus homólogos en Italia: Sabadell cayó un 2,2 por ciento; Caixabank lo hizo en un punto y nueve décimas o el 1,4 por ciento de Bankinter… Si bien España realizó hace unos años una serie de reformas para sanear el sector, en el país transalpino se están arrepintiendo ahora de no haber hecho los deberes. Cada vez coge más forma la posibilidad de que se cree un banco malo para transferirle los activos tóxicos que tienen en balance.

Felipe López-Gálvez/Analista