Economía

El Ibex se debate entre las ganancias y los números rojos

A pesar de la incertidumbre que presenta la situación política en Grecia y sus efectos sobre la Unión Monetaria, los mercados de renta variable europea aguantan el tipo y cotizan con leves repuntes tras los primeros minutos de la sesión de hoy. El Ibex avanza un +0,30%, el CAC francés un +0,27% y el DAX alemán un tímido +0,07%.

El precio del petróleo, que hoy cae un -2% adicional (el Brent cotiza 54,4 dólares por barril) está siendo uno de los grandes condicionantes en el inicio de la jornada. Para la aerolínea IAG (+2,72%) esta caída del crudo es sin duda positiva mientras que las más afectadas son, como no podía ser de otra manera, las petroleras: Repsol se deja un -0,64%.

En el mercado de deuda, y pesar de la tensión en Grecia, la prima se mantiene en los 100 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años en el 1,51%. El jueves el Tesoro estrenará el calendario de subasta de 2015 con la emisión de bonos y obligaciones a 5, 13 y 22 años. En el mercado de divisas, el eurodólar cotiza ya por debajo del 1,20 en niveles de 2006. La posibilidad de que Grecia llegase a abandonar el euro y la propia inercia de los tipos de cambio son los causantes.

En España se han publicado a primera hora los datos de paro. El desempleo se redujo en 64.000 personas en el mes pasado, una cifra inferior a la que esperaba el mercado pero que supone uno de los mejores meses de diciembre desde que se contabiliza. En términos anuales, 2014 se cerró con un descenso acumulado de paro de 253.627 personas, el mejor dato desde el año 1998.

Dentro del MAB el protagonista es Carbures, que ha sido readmitida a cotización después de permanecer desde el 8 de octubre suspendida. En los primeros compases de la sesión cae más de un -60% a pesar de que el informe que ha solicitado a la auditora PwC determina que las cuentas sí expresan la imagen fiel si bien es verdad que recomiendan aplicar criterios más prudentes en la manera de contabilizar los ingresos.

BMW ha decidido pagar cerca de 820 Mn$ en febrero a sus distribuidores en China para ayudarles a cubrir las pérdidas después de que haya habido una caída en la demanda. Estos subsidios son en proporción los más grandes que se han hecho hasta la fecha de una compañía automovilística. Los distribuidores ya se habían quejado sobre los objetivos de ventas argumentando que eran inalcanzables. El hecho del pago supone meter presión a las firmas contrincantes ya que deberán mover ficha y proporcionar apoyo si siguen queriendo tenerlos de su parte, ya que por ejemplo Toyota está teniendo problemas con sus respectivos distribuidores chinos debido a las abultadas pérdidas. BMW es en estos momentos la compañía del Eurostoxx que más cae: -1,85%.

Self Bank