Economía

El Ibex se deja un -1,29% y pierde los 10.000 puntos

En otra jornada marcada por la volatilidad, las bolsas europeas han cerrado con descensos superiores al 1%. No obstante, el mercado parece que va digiriendo un escenario con China creciendo a un ritmo inferior al previsto, ya que sí que se aprecia más estabilidad en los mercados de bonos y de divisas.

La bajada de tipos ayer por parte del Banco de China no ha podido evitar que las bolsas del país asiático volvieran a caer. El índice Hang Seng de Hong Kong se dejaba la pasada madrugada un -1,5% y Shanghai Composite un -1,2%, a pesar de haber llegado a ir ganando más de un 4% en algunos momentos de la sesión.

El Ibex ha cerrado en los 9.984 puntos tras caer un -1,29%, por lo que vuelve a perder la cota psicológica de los 10.000 puntos. Una vez más, las empresas relacionadas con las materias primas han sido las más perjudicadas de la rebaja generalizada de precios en los mercados del acero o el petróleo, entre otros.

Arcelormittal y Acerinox han perdido más de un -3%, seguidas por FCC (-2,7%) y Repsol (-2,4%). También han registrado importantes caídas pesos pesados como Santander (-2,2%), Inditex (-1,8%) BBVA (-1,7%) o Telefónica (-1,6%). En el lado de las ganancias se han colocado IAG (+1,6%) y Abengoa (+15,7%), fruto de los rumores sobre la posibilidad de que la familia Benjumea, accionista mayoritaria de la compañía sevillana, acuda a la ampliación de capital de 650 Mn€ que anunciaron hace unas semanas.

Al otro lado del charco, las bolsas de Wall Street avanzan algo más del 1% a unas horas del cierre, camino de finalizar en verde tras seis sesiones consecutivas registrando pérdidas. Entre las que más suben se sitúan las tecnológicas Google y Apple.

También en Estados Unidos hemos conocido el dato de solicitudes de hipotecas MBA, que ha mostrado un ligero crecimiento de 0,2%, muy inferior al anterior de la semana anterior, cuando subió un 3,6%. Además, hemos contado con el dato de pedidos de bienes duraderos del mes de julio que ha sorprendido con un crecimiento positivo de 2% frente a la contracción que se esperaba de -0,4%.

Felipe López-Gálvez, Selfbank