Economía

El Ibex sube un +1,28% en la sesión pero pierde un 0,75% durante la semana

La posibilidad de que los bancos centrales prolonguen o amplíen sus actuales políticas expansivas sigue marcando la pauta del mercado. Primero fueron los datos de inflación en EE.UU. y hoy el dato de IPC en la zona euro (-0,1%), que hace pensar que el BCE tendrá que tomar más medidas si quiere llegar a su objetivo del 2%. La semana que viene tendremos reunión de tipos, por lo que Draghi podría dar pistas al respecto.

El Ibex ha liderado las ganancias en Europa tras avanzar un -1,28% que le deja en los 10.231 puntos. Valores como Mediaset, DIA o Santander ha logrado subir más de un 3%, mientras que OHL y Gamesa han sido los más bajistas tras ceder un -2,8% y un -1,6% respectivamente.

La principal referencia del día en Europa ha sido el IPC de la eurozona, que ha  mostrado en su lectura de septiembre un descenso de -0,1%, mientras que el subyacente aumenta un 0,9%, ambos en consonancia con sus estimaciones y datos anteriores.  Los precios del transporte, apoyados en una caída de los costes del crudo, presionan a la baja la inflación en Europa.

En Estados Unidos las bolsas cotizan con suaves avances a unas horas del cierre. El S&P, que trata de consolidar el nivel de los 2.000 puntos, ya se encuentra a solo un 5% de reconquistar los máximos históricos que alcanzó en mayo de este año. Continuando con el buen tono que nos han dejado otros resultados empresariales estos días, hoy ha sido turno de General Electric, que a pesar se rebajar en un 29% su beneficio neto, está registrando subidas cercanas al 2% en bolsa.

La producción industrial americana de septiembre cede un -0,2% tal y como se esperaba y la capacidad utilizada supera las previsiones mostrando una lectura de 77,5%, aunque queda por debajo de su dato anterior de 77,8%. La confianza del consumidor de la Universidad de Michigan revela un positivo dato de 92,1 (vs 89 estimado y 87,2 anterior).

Damos por concluida una semana que ha estado marcada por los débiles datos de inflación publicados en prácticamente todas las economías, lo que se traduce en una sensación generalizada de que los bancos centrales van a seguir prolongando en unos casos (EE.UU.), y ampliando en otros (Europa, China…), las actuales políticas expansivas que tanto gustan a las bolsas a corto plazo.

La segunda clave ha sido el inicio de presentación de resultados en EE.UU., que si bien durante las jornadas de martes y miércoles dejó mal sabor de boca con las cuentas de JP Morgan, Intel, Bank of America o Netflix, en la segunda parte de la semana Genral Electric, Goldman Sachs y Citigroup sí lograron batir expectativas, lo que ayudó a que se asentaran las ganancias en Wall Street.

En la semana próxima estaremos pendientes del inicio de la temporada de resultados en España (Iberdrola, Bankinter, Caixabank…) y de la reunión del Banco Central europeo, sin perder de vista la reunión técnica de la OPEP del miércoles en Viena.

Felipe López-Gálvez, Selfbank