Destacado Noticias

El IBEX, y volvemos a empezar …. 2017

El selectivo español cayó más de un 2% para volver a cotizar en la zona de mínimos por debajo de los 9.650 puntos. Aunque la semana había comenzado con la octava sesión consecutiva por encima de la zona de los 9.800 puntos, un final de semana tenso, ha devuelto al Ibex a cotizar en mínimos anuales. Después de iniciar el año con rentabilidades superiores al 5%, durante el pasado mes de febrero, el selectivo español perdió un 5.8% borrando todas las ganancias anuales.

Los inversores continúan más pendientes sobre las futuras decisiones relacionadas con la política monetaria, que sobre la actualidad económica. Jerome Powell, nuevo Presidente de la Reserva Federal, no está siendo capaz de trasmitir a los mercados la suficiente calma y los inversores ya especulan con la posibilidad de que realice cuatro subidas de tipos de interés en lugar de las tres del pasado año. En Japón, Kuroda, el gobernador del Banco Central de Japón ha afirmado que durante este año también podrían finalizar los estímulos monetarios. Mientras en Europa el dato de inflación del mes de febrero fue del 1.2%, muy lejos del objetivo del 2% que tiene el BCE para endurecer su política monetaria. A pesar de que Mario Draghi se esfuerza por reiterar que no tiene ninguna prisa en endurecer la política monetaria, los inversores no piensan lo mismo. Por último el anuncio de Donald Trump de imponer los aranceles a las importaciones del aluminio un 25% y el acero un 10%, incrementa el miedo a que el presidente de los Estados Unidos continúe apostando por políticas proteccionistas y que esta decisión pueda afectar a otros sectores ha aumentado las ventas en la última sesión de la semana.

En el plano empresarial destacar el buen comportamiento de Meliá Hoteles (+7%), Merlin Properties (2.5%) y Técnicas Reunidas (+2.5%), que se beneficiaron de una mejora en la presentación de los últimos resultados empresariales. Tan sólo seis empresas de las 35 del Ibex finalizaron la semana en positivo.

Respecto a la situación política en España, seguimos sin novedades en cuanto a la formación de gobierno. Se espera que en las próximas semanas se nombre a otro candidato para ser Presidente del Parlamento Catalán. En lo que va de año, no consideramos que esta situación haya afectado de manera notable al comportamiento de la Bolsa española. Es probable que la gran brecha que abrió respecto al resto de homólogos europeos durante el último trimestre del pasado año fuera sufriente para descontar esta situación de desgobierno.

En Italia se celebraran elecciones generales este domingo. Las últimas encuestas dan la victoria a la coalición formada por el centro-derecha liderada por Berlusconi, aunque el partido más votado seria el movimiento 5 estrellas liderado por Beppe Grillo. Aun así, es probable que ninguna formación alcance el 40% necesario para formar gobierno. Independientemente de los resultados que salgan, el mercado ya descuenta la incertidumbre política en Italia.

Los índices europeos, en especial el Ibex 35 se han visto afectados negativamente por la evolución de los índices americanos. En EEUU ha aumentado la incertidumbre tras el anuncio de las políticas proteccionistas de Donald Trump y la idea de que Jerome Powell subirá los tipos de interés con una velocidad mayor de lo previsto. El Bono a 10 años en EEUU vuelve a cotizar cerca del 3%, y el miedo a un trasvase generalizado de renta variable a renta fija, continua presente en el mercado. Europa sigue estando muy condicionada sobre la evolución de los mercado americanos, y en el caso de que continúe la corrección en EEUU, por muy bien que lo hagan los países o empresas europeas se volverán a ver arrastrados. El EURUSD ha vuelto a cotizar por encima de la zona de 1.23, y es que por mucho que se hable de un endurecimiento en la política monetaria en EEUU, parece no ser sufriente para apreciar al dólar.

La próxima semana estará marcada por el resultado de las elecciones en Italia, la reunión del BCE y los datos de empleo en EEUU. Después de perder los 9.650 puntos, el Ibex 35 entra dentro de un nuevo rango entre los 9.200 y los 9.650 puntos. El tono del discurso del BCE durante la próxima semana será determinante para fijar si el IBEX 35 finalizara la semana cotizando por encima o por debajo de los 9.650 puntos.