Economía

El informe de empleo americano marca la pauta del mercado

El punto de inflexión de la sesión ha sido el informe de empleo estadounidense, que ha superado ampliamente las expectativas. Una cifra de empleo superior a la esperada y el crecimiento de los salarios dan más argumentos  a la Fed para subir tipos.

En el mercado las reacciones no han hecho esperar: el dólar está subiendo y ya marca niveles máximos desde abril, algo que están agradeciendo especialmente  las compañías exportadoras, a las que les conviene una depreciación del euro.  El eurodólar ya cotiza en el nivel de 1,074. No es de extrañar que el índice DAX alemán, con una proporción importantes de compañías industriales, haya sido el más alcista de la semana en Europa.

Aquí en España, el Ibex, que cotizaba en rojo antes de que se publicasen los datos laborales en EE.UU., se ha dado la vuelta y ha cerrado un 0,21% arriba en los 10.453 puntos. A pesar de esta discreta apreciación, ha habido grandes diferencias dentro del índice. Han registrado subidas de más del 3% empresas como Sabadell, Caixabank y FCC, mientras que en el lado de las caídas ha destacado el desplome del 4,1% en Inditex, después de alcanzar máximos históricos en la sesión anterior. También han caído las compañías que han presentado resultados, como Telefónica (-1,38%), Indra (-0,76%) y Amadeus (-0,48%).

Esta mañana hemos conocido que la producción industrial de Alemania en el mes de septiembre cayó un -1,1%. Al igual que los pedidos de fábrica publicados ayer, la cifra ha quedado por debajo de las expectativas. El sector industrial alemán se contrae presionado sobre todo por la caída de la demanda de bienes de equipo, y deja a la economía germana a merced del sector servicios para su crecimiento en el tercer trimestre. En Reino Unido, la producción industrial, también de septiembre, ha mostrado un crecimiento de 1,1% (vs 1,3% estimado y 1,8% anterior).

El informe oficial de empleo en EE.UU. del mes de octubre el gran protagonista de la agenda macroeconómica, revelando una variación de nóminas no agrícolas de 271.000, superando ampliamente el dato estimado de 185.000 y casi doblando el anterior de 137.000. La tasa de desempleo cumple expectativas y se sitúa ya en 5,0% (5,1% anterior), y crece el salario medio por hora un 0,4% (vs 0,2% estimado y 0,0% anterior). Con estos datos, la economía estadounidense y su mercado laboral sacan músculo y, a la espera del próximo informe oficial de empleo del mes de noviembre, pueden significar la luz verde definitiva que espera la Fed para mover ficha y proceder a la subida de tipos de interés en Estados Unidos.

Hemos dado por finalizada una semana con bastantes altibajos en las bolsas, aunque se ha mantenido el buen tono de semanas anteriores.

A pesar de que los resultados empresariales del tercer trimestre siguen sin acompañar y que los datos macroeconómicos en la zona euro no están siendo para tirar cohetes, las bolsas han visto prolongar su tendencia alcista a corto plazo. El Ibex ha acumulado un repunte del 0,80% durante la última semana.

Si la semana pasada el mercado empezó a descontar que en diciembre la Fed podría subir los tipos de interés y que el BCE implantará más estímulos, en los últimos días estas dos ideas se han reforzado.

Las diferentes declaraciones de miembros del BCE apuntan a esa dirección, al igual que los comentarios de los últimos días por parte de Janet Yellen, presidenta de la Fed. Los buenos datos de empleo en EE.UU. conocidos hoy no hacen sino darle más motivos al organismo para que así sea.

Las cuentas trimestrales de las empresas del Ibex siguen dejando un sabor agridulce, con algunas excepciones como Bankia o Grifols. Por el contrario, han quedado por debajo de lo esperado, las de compañías como Mapfre, Amadeus o Telefónica.

Felipe López-Gálvez, Selfbank