Economía Nacional Política Sectores

El interior registra mayor rentabilidad por habitación que la costa

Ya lo decía el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, hace apenas unos días: el turismo es uno de los principales motores económicos de España. Ha contribuido al crecimiento de nuestro país y aunque en verano destacan los destinos vacacionales de ‘sol y playa’, en el verano de 2015 ha predominado el incremento de la rentabilidad en el turismo urbano, principalmente en el interior, ya que se incrementó un 41,6 por ciento en el caso de Ávila y ha permitido crear 11.976 puestos de trabajo, 1.821 empleos más que en los destinos del litoral, según Exceltur.

En líneas generales, este verano ha cerrado con un balance muy positivo ya que los ingresos medio por habitación (REVPAR) se han supuesto una media del 10 por ciento y los puestos de trabajo se han incrementado en cuatro puntos porcentuales. Es un comportamiento que tiene su origen en factores internos, como es la continuada recuperación económica, y externos. En este último caso tienen sus razones en los nuevos episodios de inestabilidad política de países competidores como Túnez, la depreciación del euro frente al dólar y la libra y la bajada en el precio del petróleo, que permitió un abaratamiento en el transporte.

El crecimiento del interior ha sido notable, tanto en el porcentaje del REVPAR como en la creación de empleo, pero el precio medio de las habitaciones continúa siendo inferior a las del litoral. Asimismo, con una rentabilidad del 10,1 por ciento, el precio medio en los destinos vacacionales se sitúa en los 75,4 euros mientras que en los destinos urbanos se sitúa 10 por debajo, en los 64,3 euros la noche.

El empleo presenta un positivo devenir que se sustenta en distintos factores. Las mejoras de los destinos vacacionales se deben a los touroperadores, que han salido reforzados gracias a la inestabilidad de los competidores y la reposición del personal en algunos establecimientos. Esto ha llevado a que las tarifas se permitiesen ingresos del 9,2 por ciento respecto al pasado año y 25,1 puntos porcentuales desde 2008, año en el que empezó la crisis. Un comportamiento igual pero con índices menores ha experimentado el centro urbano, donde destaca la recuperación de Madrid. En líneas generales, los precios se han recuperado un 4,4 por ciento, un dato que se apoya en el crecimiento del 5,1 por ciento de la ocupación. Pero no es oro todo cuanto reluce porque continúan estando -2,9 puntos por debajo del año en que comenzó la recesión económica.

La rentabilidad en el turismo va de la mano del crecimiento en el empleo y en el gasto. El aumento de este último ha permitido que la mejora de los ingresos abarque todas las ramas de la actividad turística y en este sentido destaca el notable tirón del gasto de los españoles. Volviendo al empleo, los buenos datos se hacen notar en todos los sectores, destacando el comportamiento al alza con un 11 por ciento en los sectores de ocio, un 10,6 por ciento en la restauración y de 6,7 puntos en el comercio.

El litoral de Andalucía, el principal destino de vacaciones

Mientras que el interior destaca en escapadas de pocos días, las largas vacaciones de verano continúan centrándose en el litoral y las islas, especialmente en el andaluz. La Costa del Sol (Málaga) y la Costa de la Luz (Cádiz) han sido los principales destinos y, por consiguiente, donde se observan los mejores índices de rentabilidad motivados por la mejora de los precios y el aumento del grado de ocupación, que ha sido impulsado por la demanda extranjera.

Tal así que la los ingresos por habitación oscilaron el 23,5 por ciento en Marbella y el 22,3 por ciento en Estepona hasta los 139,2 euros, impulsando en 8,3 y 9,7 puntos porcentuales la creación de empleo.

En el caso de las islas, las zonas más beneficiadas han sido Santanyí (Baleares) con un REVPAR del 35,6 por ciento y en el caso de Canarias ha sido San Bartolomé de Tarajana, donde el REVPAR creció un 11 por ciento y un 6,2 en el caso de creación de puestos de trabajo.

Yasmina Pena