Economía

El IPC se mantuvo en un 2,2% en agosto

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó este miércoles que la variación anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) en agosto se situó en el 2,2%, la misma tasa que la registrada el mes anterior.

Según informó Estadística, esta cifra coincide con el dato que avanzó a finales de agosto. Los grupos con mayor influencia negativa en la evolución de la tasa anual fueron el transporte, con una variación anual del 5,2%, siete décimas menos que en el mes anterior porque los precios de los carburantes y lubricantes subieron menos este mes que en agosto de 2017.

También influye, aunque en menor medida, la bajada de los precios de los automóviles; ocio y cultura, que redujo su tasa cinco décimas, hasta el –1,1%, como consecuencia de que los precios de los paquetes turísticos se incrementaron este mes menos que en 2017 y los hoteles, cafés y restaurantes.

Por otro lado, los grupos que destacaron por su influencia positiva fueron la vivienda, cuya tasa aumentó seis décimas hasta el 4,3% debido a la subida de los precios de la electricidad. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, la bajada de los precios del gasóleo para calefacción, que aumentaron en 2017. El grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas también influyó, con una variación anual del 2%, dos décimas por encima de la de julio. Destaca en esta evolución que los precios de las frutas descendieron este mes menos de lo que lo hicieron en agosto del año pasado.

Por su parte, la tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó una décima, hasta el 0,8%, con lo que se sitúa casi un punto y medio por debajo de la del IPC general.

IPC MENSUAL

En agosto la tasa de variación mensual del IPC general fue del 0,1%. Los grupos con repercusión positiva que más influyeron en el índice general fueron la vivienda, con una tasa del 0,6% causada por el aumento de los precios de la electricidad y con una repercusión en el IPC general del 0,087; también destaca, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios del gasóleo para calefacción.

El grupo de ocio y cultura, con una variación del 0,7% por la subida de los precios de los paquetes turísticos, influyó un 0,06; hoteles, cafés y restaurantes, cuya tasa mensual del 0,2%, a consecuencia del incremento de los precios de la mayoría de sus componentes, tuvo una influencia del 0,025, y transporte, con una variación del 0,2% que se explica, casi en su totalidad, por el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes, y una repercusión del 0,023 en el índice general.

Por su parte, entre los grupos con repercusión negativa que más influyeron destacó vestido y calzado, con una tasa del –1,2%, que recoge el comportamiento de los precios en el último mes de rebajas y repercute –0,069 en el IPC general.

Por comunidades autónomas, la tasa anual del IPC descendió en 12 regiones en agosto respecto a julio, se mantuvo en dos y aumentó en las tres restantes. La mayor bajada se produjo en Asturias, con una disminución de dos décimas. Por su parte, Canarias, Extremadura y Comunidad Valenciana fueron las comunidades donde aumentó la tasa anual, con subidas de tres décimas en la primera y una décima en las dos últimas.

Las tasas más elevadas las registraron Castilla-La Mancha (2,5%) y en Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Navarra (todas con un 2,4%).

En el mes de agosto la tasa de variación anual del IPC Armonizado (IPCA) se situó en el 2,2%, una décima por debajo de la registrada el mes anterior. Mientras, la variación mensual fue del 0,1%.

Además, el INE mide el IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC), cuya tasa se situó en el 2,2%, la misma que la registrada por el IPC general. La tasa de variación mensual del IPC-IC fue del 0,1%. Por su parte, el IPCA a Impuestos Constantes (IPCA-IC) presentó una tasa anual del 2,3%, una décima superior a la del IPCA. La tasa de variación mensual del IPCA-IC fue del 0,1%.