Empresas

El líder de UGT Madrid, suspendido de militancia, devolverá los 44 mil euros de las tarjetas black

La Comisión Ejecutiva Confederal de UGT ha aceptado la solicitud de suspensión cautelar de militancia de José Ricardo Martínez, que hace una semana presentó su dimisión como secretario general de UGT-Madrid tras conocerse que era titular de una de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid.

El sindicato ha informado en un comunicado que Martínez pidió que se le suspendiera cautelarmente de militancia a la Federación de Servicios para la Movilidad y Consumo en Madrid, de la que es afiliado, “para evitar mayores daños a laorganización”.

Devolverá los 44 mil euros gastados

El exdirigente sindical de la UGT en Madrid ha comunicado además al sindicato que el próximo lunes, 13 de octubre, devolverá la cantidad gastada con la ‘tarjeta b’ de Caja Madrid, cifrada en 44.200 euros.

No es el único que ha anunciado que esté dispuesto a devolver el dinero, también Arturo Fernández de CEIM ha dicho que volverá a poner el dinero en su lugar, es más, ha declarado que no sabía que el uso de esas tarjetas era opaco. Un parecer que ha compartido con Fernández, Esperanza Aguirre, la líder del PP de Madrid, que defendía que si se hubiera dicho que eran delito nadie las hubiera usado. Incluso se atrevió a dar culpables: “No son quienes las usaron, sino quienes se las dieron”. Aguirre y Fernández, propietario de Grupo Cantoblanco (en concurso de acreedores) son amigos íntimos desde hace muchos años.