Opinión

El Madrid ‘trendy’ del FITUR

Desde ayer y hasta el día 1 se celebra en Madrid la Feria Internacional del Turismo, feria curiosa en su abreviatura pues pasa a ser masculina, ya que todo el mundo la conoce como el FITUR. Esto ya lo saben ustedes porque es noticia, así que me ahorraré contarles de qué va el evento.

Lo que también es noticia pero menos es que en los últimos años a Madrid le están cayendo las del pulpo y las del calamar, todas juntas, en cuanto a su éxito como destino turístico. Sí, cierto es que seguimos viendo a infinidad de guiris de todo pelaje y color a poco que nos movamos por el centro, pero si me comparan ustedes las cifras con, es un decir, una Cataluña, el sonrojo es de los de pegar una ‘espantá’ y no volver en un tiempo. Si lo bajamos a la sucia arena política, a la izquierda estas cosas le suenan a música celestial, pues es un debe anotado al consistorio de la Botella.

Me contaba ayer una profesional que sabe mucho del turismo en Cataluña y en Madrid, que el mayor problema de la capital del reino es que se lo está jugando todo a una baza: la del turismo de compras. Dicho de otra forma: convertir Madrid en un inmenso escaparate de plexiglás para atraer a la flor y nata del postureo internacional, de lo ‘trendy’, lo ‘cool’, lo ‘fashion’ y toda esa suerte de anglicismos que tanto apestan a podredumbre intelectual y a elitismo mal curado. Y eso sí que es de primaria: si tu marketing mix se reduce a un único factor, apaga y vámonos: no levantas cabeza ni por un golpe de suerte.