Edición Limitada

El mercado español de la panadería, líder del crecimiento en Europa

Las tostadas del desayuno, mojar las salsas, el bocadillo de la merienda… a los españoles nos gusta comer pan y eso se refleja en los números.

El crecimiento de la industria de la panadería en España supera con creces el de los otros 14 países analizados por la Asociación Internacional de la Industria de la Panadería, entre los que se encuentran Francia, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

En España se han producido en total 1.699,095 toneladas en 2013, un 3,7 por ciento más si se compara con el dato anterior. De media, cada español consumió en 2013 37 kilos de pan por cabeza, liderando el crecimiento del consumo con una subida del 4,2 por ciento. Junto con la Federación de Rusia, que creció un 2 por ciento, España es el único país donde ha crecido el consumo del pan.

Por lo que a la producción de pan se refiere, en países como Finlandia, Grecia y Alemania es relativamente estable, permanece principalmente estable en Turquía y Ucrania. Por el contrario, crece notablemente en España, y en menor medida en Rusia, Francia e Italia. En relación a la estructura del mercado en el año 2013, en España hay 40 panaderías industriales, mientras que hay 11.000 panaderías artesanales.

El panadero de barrio, el repartidos que llega al pueblo solo a llevar el pan, siguen teniendo mucha importancia, sin embargo, en los últimos años se están estableciendo con éxito en el país varias redes de franquicias de panaderías, dando lugar a un conflicto entre los panaderos de siempre y los de ahora.

El pan de pueblo sigue vendiéndose, pero cada vez tienen más fuerza productos saludables para reducir los niveles de colesterol, de la obesidad y de la diabetes, con la creación de productos más saludables. Muchas panaderías están potenciando el uso integral, alto en fibra, sin conservantes ni colorantes, con cero azúcar. Otros de los productos más innovadores son los panes de centeno, de avena, con hierbas y con aceitunas negras.

Mª Asun Ten