Política Sectores

El Mercado Único Digital romperá fronteras en el comercio electrónico

La UE plantea transformar 28 mercados digitales en uno

Internet abre múltiples fronteras, aunque cuando se trata de comprar también las cierra. Los países ofrecen múltiples productos y mercados para todas las personas, el problema es que en ocasiones no se pueden acceder a ellos porque las leyes de otras regiones impiden comercializar desde fuera de sus fronteras.

Para solucionar dicho problema, la Comisión Europea creará el Mercado Único Digital, una normativa con la cual los países romperán sus fronteras para llegar a un mayor público y dejará a 500 millones de personas beneficiarse de ello.

Esta comenzó siendo una de las 10 prioridades de la comisión Juncker, y parece que se llevará a cabo hacia finales de este año. Así lo anunció el pasado martes Linda McAvan en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Con esta nueva medida, los Estados miembros tendrán que modificar sus normas y abrir sus horizontes. El Gobierno de España es uno de los que colaborará en dicha medida porque aporta elementos claves como el impulso del comercio electrónico en Europa, solucionará problemas de competencia online y potenciará el crecimiento de la economía digital, algo en lo que contribuirá el sector privado ya que tendrá una mayor participación. Para ello, habrá que negociar con los países de la Unión Europea ya que la idea es transformar 28 mercados digitales en uno.

El objetivo del Mercado Único Digital es simple: es generar beneficios para empresas y consumidores. Empresas porque podrán ampliar su mercado eliminando las fronteras y los consumidores porque al haber más demanda podrán comparar productos y precios. Actualmente, el 61 por ciento de los consumidores que compran por internet lo hacen en empresas que se encuentran dentro de su propio país, mientras que los que solo el 31 por ciento lo hace fuera. Esta cifra podría invertirse con la propuesta de la Comisión Europea.

Internet, una herramienta que crece diariamente

“El mundo se está convirtiendo en digital”, manifiesta McAvan, y estos cambios aportarán innovación y empleo para la población. Esta será una medida beneficiosa para esa población porque el 75 por ciento de los ciudadanos utiliza internet, un porcentaje que va creciendo día tras día.

Pero esta nueva medida no solo beneficiará a las empresas sino que también impulsará la innovación y el empleo digital, de forma que por cada trabajo se crearán 2,6 nuevos empleos.

Será beneficiosa también para las pymes puesto que se le brinda la oportunidad de experimentar un mayor crecimiento. Actualmente, estas no aprovechan las oportunidades que les brinda internet porque son reacias a participar en el comercio fronterizo. De hecho, solo el 15 por ciento de las pequeñas y medianas empresas españolas utilizan el comercio electrónico. El resto no lo hacen por las barreras con las que se encuentran.

Según ha informado McAvan, las plataformas de compra aportarán mayores beneficios, de forma que el 50 por ciento de las ventas de producirán online, desde automóviles hasta productos fármacos. Aunque para ello hará que reforzar la ciberseguridad, tanto para los productos como para los datos de los consumidores, algo en lo que la Comisión Europea comenzará a trabajar hacia finales de año.

Mayor competencia también en el sector de las telecomunicaciones

En el Mercado Único Digital también estará presente el sector de las telecomunicaciones. El periodista Ignacio del Castillo dice que gracias a ello se producirá un mejor acceso y un marco equilibrado, aunque para ello se necesitan redes fiables y resistentes, un sector fuerte y dinámico y que las compañías de telecomunicaciones puedan competir con las plataformas online. Con ello, la competencia crecerá, por lo que las operadoras tendrán que reducir los precios y aportar servicios que llamen la atención de los consumidores y les lleven a firmar un contrato.

Sin embargo, los responsables de las compañías más importantes españolas no están del todo de acuerdo con esta normativa. Pedro Peña, representante de Vodafone, afirma que para que funcione el Mercado Único Digital se necesita un mercado competitivo, que genere inversiones y que funcione bien. A ello aporta que los precios ya decrecieron un 65 por ciento en los últimos 5 años y que será difícil bajarlos más si tienen que ofrecer otros servicios.

En el caso de la eliminación de las barreras fronterizas, insiste en que se necesitaría una misma interpretación normativa entre los 28 países, una misma implantación, una mayor armonización, soluciones de acceso y más transversalidad, llevando a una convergencia.

En relación a la bajada de precios, Alberto Moreno, de Telefónica España, manifiesta que “el foco principal no puede ser la bajada de precios” porque se perdería dinero y, por lo tanto, las inversiones que podría desarrollar la empresa para ofrecer mayores y mejores servicios.

Yasmina Pena