Economía

El nerviosismo en torno al Brexit provoca la enésima caída de las bolsas

A una semana del referéndum y con la mayoría de sondeos dando por vencedores a los partidarios de abandonar la U.E., la esperanza de los inversores radica en que las encuestas no reflejen la realidad, tal y como ocurrió con el referéndum sobre Escocia.

Mientras tanto, los mercados desconfían y hoy han seguido mostrando su preocupación con una caída generalizada en las bolsas y con otra depreciación de las divisas implicadas: libra esterlina y euro. Otra jornada en la que los capitales se han movido de activos de riesgo a activos refugio como oro, dólar y deuda AAA.

A pesar de llegar a ir cayendo más de un -1,50% en algunos momentos, un arreón final ha permitido al Ibex limitar las pérdidas al -0,59%, haciéndole cerrar en los 8.199 puntos. En el resto de bolsas europeas los números rojos tampoco han alcanzado el -1%.

Con la prima de riesgo en 160 pbs (en niveles de julio de 2015), el Tesoro español acudía hoy a los mercados para captar 5.000 Mn€. Debido a la tensión actual, se ha visto obligado a elevar el tipo medio en los bonos a 3 años (0,13%), 5 años (0,59%) y 10 años (1,59%); sin embargo, en los 540 Mn€ emitidos con vencimiento en 2040, la rentabilidad ha bajado respecto a la anterior subasta hasta el 2,52% anual.

Dentro del Ibex, la peor parte se la han vuelto a llevar Sacyr (-4,26%) y OHL (-5,47%), que acumulan un descenso del 21% y del 19% respectivamente desde que hace una semana se supo que dejarán de formar parte del Ibex desde este fin de semana.

Sigue sufriendo la banca mediana (Bankia -2,74% o Sabadell -2,98%), si bien Popular ha cerrado completamente plano a la espera de que se sepa qué proporción de accionistas han acudido a la ampliación.

Apenas cinco valores han cerrado en verde. Ha sido el caso de BBVA (+0,88%), REE (+0,42%) o Repsol (+0,28%), que descontaba hoy inicio de su programa de dividendo flexible pero que ha mantenido el tipo a pesar de que el petróleo se ha desplomado un 3% hasta los 47,50$ el barril Brent. Las otras que se han salvado han sido Inditex (+0,61%), que sigue celebrando sus buenas cuentas trimestrales, Gamesa (+0,77%), que podría anunciar pronto los términos de sus acuerdo de fusión con el negocio eólico de Siemens.

El Brexit ha compartido protagonismo con varias reuniones de bancos centrales, que han preferido ser cautos y esperar precisamente al resultado del referéndum antes de mover ficha. Ayer la Reserva Federal suavizó su mensaje y rebajó a una su previsión de subidas para este año.

El siempre impredecible Banco de Japón ha decidido en esta ocasión mantener los tipos, lo que unido a la búsqueda de divisas refugio por parte de los inversores, ha provocado un importante repunte del yen durante la jornada. Tras este inmovilismo del banco central, en Nikkei ha cerrado esta madrugada con una caída del -3,05%. Tras rebajar sus expectativas de inflación, no sería de extrañar que se anuncien aún más estímulos en próximas reuniones.

También han discutido su política monetaria el Banco Central de Suiza y el de Inglaterra. Este último ha repetido su intranquilidad de cara al Brexit, advirtiendo de las graves consecuencias que tendría para la economía británica.

Felipe López-Gálvez, Selfbank