Empresas

El número de familias y empresas en quiebra disminuye un 26,6% en el primer trimestre

El 21,5% de las compañías concursadas tiene como actividad económica principal la construcción

El número de familias y empresas declaradas en concurso de acreedores disminuyó un 26,6 por ciento en el primer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2014. Así lo ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) en los datos provisionales de la Estadística del Procedimiento Concursal (EPC), que fija en 1.560 el número de deudores concursados, una de las cifras más bajas de toda la serie histórica.

Por tipo de concurso, 1.460 fueron voluntarios (un 26,5 por ciento menos que en el primer trimestre de 2014) y 100 necesarios (un 28,6 por ciento menos). En tasa intertrimestral, el número de deudores retrocedió en un siete por ciento.

Las familias que se declararon en quiebra fueron 148, lo que supone un 25,6 por ciento menos respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el número de empresas fue de 1.412, con una bajada del 26,7 por ciento.

Respecto a la actividad económica, un 21,5 por ciento de las empresas concursadas se dedicaba a la construcción, un 19,9 por ciento al comercio y un 12,7 a industria y energía.

En este sentido y según el INE, el 20,2 por ciento de estas compañías con cuatro o menos años de antigüedad trabajaba en el sector del comercio, mientras que las concursadas con 20 o más años de vida operaban en el comercio y en industria y energía.

En cuanto al número de asalariados, el 69,5 por ciento del total de empresas declaradas en quiebra tiene menos de 10 trabajadores a su cargo y, entre estas, un 23,9 por ciento no tiene ninguno.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana concentran el 51,7 por ciento del total de deudores concursados en el primer trimestre de 2015. La Comunidad en la que más disminuye este índice es La Rioja, que desciende hasta el 73,3 por ciento. Por su parte, Principado de Asturias es la única que presenta una tasa de variación anual positiva, situándose en el 3,2 por ciento.