Política Sectores

El Papa pide al mundo “más conciencia” de la explotación entre los hombres: “todos somos responsables de todos”

Felicita la valentía de una joven soltera por haber respetado la vida y no haber matado a quien llevaba dentro

El Papa Francisco ha señalado este sábado que el mundo tiene que tomar “más conciencia” de que la explotación de uno con otro “no es el camino” porque todos los hombres son responsables de todos y ha elogiado la “valentía” de una mujer soltera por “respetar la vida” de sus hijas.

“Todos estamos creados para la amistad social. Todos tenemos responsabilidad sobre todos. Ninguno puede decir: “mi responsabilidad llega hasta aquí”. Todos somos responsables de todos, y ayudarnos de la manera que cada uno puede”, ha afirmado Francisco en una audiencia virtual’, realizada en vídeo conferencia, con Estados Unidos como anticipo del próximo viaje que realizará a finales de mes al país norteamericano.

El Pontífice ha asegurado que ese viaje es “importante” para él porque está al servicio “de todas las Iglesias y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad” y porque le resulta difícil no estar cercano a la gente.

Así, ha dicho que cuando se acerca a la gente, como hará en su próximo viaje, le resulta más fácil comprender y ayudar en el camino del vida. “Por eso es tan importante este viaje, para hacerme cercano al camino y a la historia de ustedes”, ha añadido.

En la videoconferencia, transmitida por ABC News, se ha producido con motivo de su Viaje Apostólico del 22 al 27 de septiembre con motivo del VIII Encuentro Mundial de Familias en Filadelfia, han participado jóvenes de distintos grupos católicos de Chicago, Los Ángeles y Texas.

En este marco, Bergoglio ha bendecido y felicitado a Rosemary, madre de dos niñas, soltera, por su “valentía” por haber respetado la vida”. A ella se ha dirigido para decirle que sabe que no es fácil ser madre soltera y que “la gente a veces las puede mirar mal”, pero le ha subrayado que es valiente traer a dos hijas al mundo.

“Vos podrías haberlas matado en tu vientre y respetaste la vida, respetaste la vida que tenías dentro tuyo, y eso Dios te lo va a premiar, y te lo premia. No tengas vergüenza, andá con la frente alta: “Yo no maté a mis hijas, las traje al mundo”. Te felicito, te felicito, y que Dios te bendiga”, ha dicho el Papa a la mujer.

Nada peor que un joven de 25 años jubilado 

También se ha dirigido a los jóvenes para pedirles que no caminen solos en la vida sino que se animen a caminar con el amor y la ternura de los demás. A su juicio, en la vida es muy difícil caminar solo y por ello les recomienda a caminar de la mano de alguien que les quiera, como Jesús y la Virgen.

“Es lo primero que espero de los jóvenes: que se dejen acompañar pero con buenas compañías, es decir, que caminen bien acompañados”, ha subrayado al tiempo que ha dicho que puede tratarse de un padre, una madre, un amigo, un profesor o de los abuelos “que aconsejan tan bien”.

En segundo lugar pide a los jóvenes que caminen con “valentía”, que es el primer paso para ir adelante. A su juicio, un joven que no es valiente es un joven “triste”, “con cara de duelo” y “sin alegría”. El Papa ha dicho que la valentía proporciona alegría y ésta esperanza, al tiempo que recomienda no tener miedo a las dificultades porque los jóvenes tienen fuerza para vencerlas.

“No se asusten, no se detengan. No hay peor cosa que un joven jubilado antes de tiempo. Yo no sé a qué edad se jubila la gente en los Estados Unidos, pero ¿ustedes se imaginan un joven de 25 años jubilado? Terrible. Siempre adelante, con valentía y con esperanza. Y Dios, si se lo piden, les dará esa esperanza”, ha manifestado el Pontífice.

Francisco se ha dirigido a Ricardo, un joven inmigrante en Tejas desde los 4 años que a los 16 años tuvo que encargarse de su familia y que le ha preguntado qué solución hay a problemas como la pobreza, la educación o la inmigración.

Así, le ha recordado que Jesús nación en la calle, “homeless” porque “no tenía su madre donde parirlo”. Sin embargo, le ha recomendado a mirar la figura de Jesús que condensó en sí mismo todas las injusticias.

En ese contexto, ha dicho que Dios a veces habla con gestos, a través de la historia o con las situaciones y otras con su silencio. El “silencio de Dios” es precisamente lo que descubre cuando ve la cantidad de gente que pasa hambre, que no tiene para crecer, que no tiene para salud, que muere niño, que no tiene para la educación, que no tiene casa, la cantidad de gente que hoy día migran de su país buscando futuro mejor, y mueren, tantos mueren durante el camino.

Por ello, cree que el mundo tiene que tomar “más conciencia que la explotación de uno con otro no es un camino” porque todos los hombres están creados para la amistad social. “Todos somos responsables de todos y ayudarnos de la manera que cada uno puede. Amistad social, para eso nos creó Dios”, ha defendido.

Francisco ha recordado que la “enemistad” ha ido creciendo a lo largo de la historia desde Caín y Abel y desde ahí, las guerras, la destrucción y el odio. Sin embargo, ha manifestado que “el partido se juega entre la amistad social y la enemistad social” y la opción está en el corazón de cada uno.

Europa Press