Política Sectores

El PIB crece un 0,9% en el primer trimestre debido al buen comportamiento del consumo interno

La demanda exterior también contribuye al crecimiento aunque sigue en tasas negativas

La economía española creció un 0,9 por ciento en el primer trimestre del año, con un incremento de dos décimas respecto al mismo periodo de 2014, según los datos provisionales de la Contabilidad Trimestral publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En términos anuales, la tasa de crecimiento del PIB es del 2,7 por ciento, siete décimas superior a la del trimestre anterior y una por encima respecto a las estimaciones del INE publicadas en el mes de abril. Este repunte se debe a una mayor contribución de la demanda nacional, que se eleva tres puntos frente a los 2,7 del trimestre anterior, y a una aportación menos negativa de la demanda externa que, pese a seguir en tasas negativas, pasa del -0,7 por ciento al -0,3 por ciento.

Así, el gasto en consumo final de los hogares experimentó un crecimiento anual del 3,5 por ciento (una décima más que en el cuarto trimestre), como consecuencia  del comportamiento de los bienes duraderos y no duraderos no alimenticios. Por su parte, el gasto de las Administraciones Públicas fue el que más creció, con un aumento de seis décimas respecto al trimestre anterior, situándose así en el 0,1 por ciento.

La formación bruta de capital fijo registró una tasa de crecimiento del seis por ciento, lo que supone nueve décimas más que en el trimestre precedente. Atendiendo a los distintos tipos de activos, los materiales presentan una tasa del 6,7 por ciento, lo que supone 1,2 puntos más. Por su parte, la inversión en productos de la propiedad intelectual creció un dos por ciento, con una contracción de 1,1 puntos. Construcción fue el activo que más creció, al mejorar 2,5 puntos su tasa anual, que pasa del 2,4 al 4,9 por ciento.

Respecto a la demanda externa, las exportaciones de bienes y servicios registraron un incremento mayor al trimestre anterior, pasando del 4,7 al 5,7 por ciento, con un aumento de un punto. En el caso de los bienes, estos experimentaron una desaceleración de 1,9 puntos (del 5,3 por ciento al 3,4 por ciento), mientras que los servicios no turísticos se incrementaron un 17,98 por ciento, lo que supone 14,3 puntos más.

Por el contrario, las importaciones se redujeron del 7,7 por ciento al 7,4 por ciento. Las de bienes presentaron un descenso de 0,7 puntos respecto al trimestre anterior. Las de servicios no turísticos registraron una tasa del 10,4 por ciento, 1,6 puntos más.

Aumenta el empleo

En términos de puestos de trabajo a tiempo completo, el empleo de la economía registró una variación trimestral del 0,8 por ciento, una décima superior a la experimentada en el trimestre anterior.

En tasa anual, el empleo presenta una tasa de crecimiento del 2,8 por ciento, cuatro décimas  superior a la registrada en el cuarto trimestre. Esto supone un incremento neto de 458 mil empleos en un año.

Asun Infante